La calidad del empleo seguirá siendo mala mientras no se derogue la reforma laboral

Los datos del paro y afiliación a la seguridad social del mes de noviembre son negativos en cuanto al paro y la afiliación a la seguridad social. La estacionalidad sigue marcando la actividad y la inactividad. De hecho, la agricultura es el sector que en noviembre arrastra a la baja la afiliación a la seguridad social en Aragón, con casi 2.000 afiliaciones menos. La calidad del empleo seguirá siendo mala mientras no se modifique la legislación laboral que, hoy por hoy favorece la precariedad. Los contratos indefinidos representan en noviembre en Aragón el 9.38% del total y las mujeres están especialmente castigadas por la precariedad, ya que solo el 4.56% de los contratos que firman son indefinidos a tiempo completo. La ralentización del crecimiento económico se traduce en una correspondiente ralentización en la creación de empleo. En el mes de noviembre, el crecimiento interanual fue el menor desde 2015. UGT Aragón urge a la constitución de un Gobierno en España para que tome decisiones sobre el crecimiento de la economía y que derogue de inmediato la reforma laboral.

El paro registrado ha bajado en Aragón en el mes de noviembre en 12 personas, lo que supone un descenso relativo del 0.02%. En términos anuales el paro ha bajado en Aragón en 1.261 personas, lo que en términos relativos supone un 1.90%. En España el comportamiento de la cifra ha sido peor en el mes, con un aumento del paro del 0.65%, y en el año, el descenso ha sido del 1.68%.

En noviembre el total de parados registrados en Aragón era de 65.223, de los que 26.192 son hombres y 39.031 mujeres, con lo que la proporción de mujeres se sitúa ligeramente por debajo del 60%. En el mes de noviembre el paro femenino ha aumentado mientras ha disminuido el masculino sin embargo en el año el paro femenino ha descendido más que el masculino: -2.61% mujeres, -0.82 hombres.  

En el mes de noviembre el paro subió en Teruel y bajó en Huesca y, en menor medida, en Zaragoza. En el año se produce la misma situación, aunque en Zaragoza y Huesca el comportamiento es muy similar. Sectorialmente el paro baja en noviembre en agricultura, servicios y “sin empleo anterior”, y sube en industria y construcción. El comportamiento anual es de disminución en todos los sectores salvo en construcción.  

La afiliación a la seguridad social disminuye en noviembre de 2019 en 1.770 ocupaciones, y 53.114 en España, lo que supone un retroceso ligeramente mayor en Aragón, del 0.31 frente al 0.27. En el año las afiliaciones aumentan en Aragón en 11.543 ocupaciones (2.04%) y en España 431.254 (2.28%.

Por provincias, las tres pierden afiliación en noviembre, siendo el retroceso relativo de Teruel (-0.81%) el doble que el de Huesca y el cuádruple que el de Zaragoza. En términos anuales las tres provincias aumentan la afiliación pero con diferencias relativas notables: el 2.96 Huesca, el 1.98 Zaragoza y solo el 0.90 Teruel.

La agricultura es el sector que en noviembre arrastra a la baja la afiliación a la seguridad social en Aragón, con casi 2.000 afiliaciones menos, sobre todo en la provincia de Zaragoza. El otro sector que pierde afiliación con fuerza es la hostelería, con casi 1.000 afiliados menos, aunque en este caso la provincia donde se da un mayor retroceso es Huesca. Por el contrario, las actividades administrativas, la administración pública y la educación, sobre todo en Zaragoza, tiran del empleo.

En el año, es la sanidad la actividad que más crece, con casi 3.300 afiliaciones más, que se ubican sobre todo en Zaragoza y, en menor medida, en Huesca. La industria es el segundo sector que más aumenta, con 2.341 afiliaciones más que se reparten casi a partes iguales entre Huesca y Zaragoza, con el sector alimentario tirando del carro. El tercer sector con un aumento notable es la hostelería y, en menor medida las administraciones públicas, la información y comunicaciones y las actividades administrativas y técnicas. En el lado negativo destaca el empleo doméstico.

La tendencia manifestada en los últimos meses de desaceleración en la creación de empleo se confirma con un crecimiento interanual del 2.04%, en el entorno del dos por ciento que está por debajo de crecimientos que han llegado a estar por encima del cuatro por ciento en 2017. Si nos centramos en el mes de noviembre, el crecimiento interanual es el menor desde 2015.

La calidad de la contratación sigue siendo baja, con un total de contratos indefinidos que en Aragón se queda en el 9.38% en noviembre y en España en el 9.73%.  Si atendemos al conjunto de los contratos celebrados a lo largo del año en España, hasta octubre, se confirma la cifra de contratos indefinidos por debajo del 10%, pero si hacemos un desglose por género y tipo de jornada veremos que las mujeres están especialmente castigadas por la precariedad, ya que solo el 4.56% de los contratos que firman son indefinidos a tiempo completo; el 5.13 lo son indefinidos a tiempo parcial, el 48.03% temporales a tiempo completo y el 42.29% de máxima precariedad, temporales y a tiempo parcial.

El porcentaje de empleos totales indefinidos a tiempo completo es en España del 49.05%.

La tasa de cobertura por prestaciones de cualquier tipo en Aragón era en el mes de octubre del 61%. Sin embargo, son solo 22.467, apenas el 35% los que cobran una prestación contributiva media de 850 euros.