Los nuevos Gobiernos deben atajar los problemas endémicos del mercado laboral

Según los datos de paro registrado y seguridad social publicados hoy, - y a la espera de conocer las cifras de la EPA del segundo trimestre de 2019- indican que el mercado de trabajo en España y en Aragón, crece, pero tiene problemas que los gobiernos, que deben formarse lo antes posible, tienen que afrontar:

 

  • La calidad del empleo que, lejos de mejorar conforme nos acercamos a cifras precrisis, empeora.
  • La situación de las bolsas de parados que todavía quedan, que deben afrontarse, incrementando las políticas activas de empleo.
  • La desigualdad, que coloca a las mujeres en la parte inferior del mercado laboral, absolutamente marcadas por la precariedad.
  • Los salarios, que han perdido poder adquisitivo durante la crisis: El Índice del Precio del Trabajo (IPT)en España es del 98 y en Aragón del 96.3.
  • La política industrial, para conseguir mejores índices de empleo industrial, y por tanto de industria de calidad.

El paro registrado ha bajado en Aragón en el mes de junio en 1.223 personas, lo que supone una disminución relativa del 2.01%. En términos anuales, baja también en Aragón en 1.536 personas, con un descenso relativo del 2.52%. En España el comportamiento de la cifra ha sido similar en el mes de junio, -2.07%, y mejor en el conjunto del año, -4.63.

En junio había en la Comunidad autónoma un total de 59.508 parados (por debajo de la cifra psicológica de los 60.000), de los cuales 36.148 son mujeres, y 23.360 hombres, mes donde se ha producido un descenso más acusado entre las mujeres que entre los hombres. No obstante, en el conjunto de parados las mujeres siguen representando más del sesenta por ciento.

El descenso se ha producido en todos los sectores, pero sobre todo en la agricultura y los servicios. Huesca fue la provincia donde más se notó el descenso.

La afiliación a la seguridad social crece en Aragón en junio en 6.851 cotizaciones, lo que supone un incremento porcentual del 1.18, por encima del nacional, que se queda en el 0.39%.  En términos anuales, sin embargo, Aragón crece ligeramente por debajo: el 2.39% en Aragón frente al 2.69% en España. Por provincias, el mayor crecimiento se da en Huesca y el menor en Zaragoza. En términos anuales, Huesca repite como provincia de mayor crecimiento, seguida por Zaragoza.

En junio el sector que ha tirado en Aragón de la afiliación a la seguridad social ha sido la agricultura, con 4.884 nuevas afiliaciones, lo que supone más de un 70% del total. Otros dos sectores que han sumado cada uno en torno a las mil quinientas afiliaciones han sido el comercio y las actividades sanitarias. Por contra, la educación y los servicios ligados a ésta han sufrido un retroceso de casi tres mil afiliaciones.

En el conjunto del año, los sectores con un crecimiento más destacado con las actividades sanitarias, la construcción y la información y comunicaciones. El servicio doméstico pierde afiliación en el conjunto del año y la industria permanece por debajo de la media de crecimiento del conjunto.

En conjunto podríamos decir que los índices interanuales de crecimiento de la afiliación se desaceleraron en la primavera de 2018 y se mantienen desde entonces en la franja entre el dos y el tres por ciento de crecimiento con una tendencia a la baja.

La calidad de la contratación sigue siendo baja, con un total de contratos indefinidos que en Aragón se sitúa por debajo del nueve por ciento (8.93) y en España incluso por debajo (8.67%).

El último dato desglosado proporcionado por el SEPE indica que en mayo solo un 5.83% del total de contratos era indefinido a tiempo completo, siendo un 4.09 indefinidos a tiempo parcial, el 58.45% temporales a tiempo completo y el 31.64% temporales a tiempo parcial. En el caso de las mujeres, los indefinidos a tiempo completo descienden al 4.1%, los indefinidos a tiempo parcial los superan 4.64%, los temporales a tiempo completo son el 49.96% y los temporales a tiempo parcial el 41.30%. Por tanto, casi uno de cada dos que se ofrece a una mujer es a tiempo parcial, mientras esta proporción en los hombres baja a la mitad.

Con estas cifras, es normal que en junio solo el 48% de las afiliaciones al régimen general de la seguridad social fueran indefinidas a tiempo completo, lo que matiza mucho el concepto de precariedad, que algunos quieren situar solo en la temporalidad, pero que llega a la mitad de los trabajadores españoles.

La tasa de cobertura por prestaciones de cualquier tipo en Aragón era en el mes de marzo del 60.97%. Sin embargo, solo la mitad de los cubiertos cobran una prestación contributiva (media de 827.3 euros), mientras que el resto deben acogerse al subsidio.