UGT Aragón traslada sus propuestas para la próxima legislatura a los partidos políticos

UGT Aragón ha presentado sus propuestas electorales para Aragón a Izquierda Unida, PSOE y Chunta Aragonesista, dentro de la ronda de contactos que el sindicato ha iniciado con los partidos políticos que concurren a las elecciones el próximo 26 de mayo y que se han interesado por los temas que más preocupan a la organización, especialmente los relativos a la economía y el empleo. El secretario general de UGT Aragón , Daniel Alastuey  se reunía entre ayer y hoy con los candidatos a la presidencia del Gobierno de Aragón de Izquierda Unida, Álvaro Sanz; de PSOE Aragón, Javier Lambán y de Chunta Aragonesista, José Luis Soro, así como con el candidato de esta misma fuerza al Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio.

En concreto el secretario general de UGT Aragón ha planteado la necesidad de contar con una ley de financiación autonómica que sea “capaz de atender” las necesidades presupuestarias del Gobierno de Aragón ante la “escasa capacidad” de las políticas económicas. En el ámbito fiscal, UGT Aragón ha planteado “que no se pierdan recursos” que son necesarios para el mantenimiento de los Servicios Públicos.

En materia de empleo, UGT Aragón ha demandado políticas económicas que permitan la implantación de industria y empresas que generen puestos de trabajo, ya que parte del empleo que se perdió tras la crisis aún no se ha recuperado.

En cuanto al Diálogo social, Daniel Alastuey ha considerado que se han “sentado las bases” en la pasada legislatura con la aprobación por unanimidad de la Ley de diálogo social y participación institucional, cuya creación propuso UGT Aragón en las elecciones de 2015 pero el sindicato quiere ir “más allá”. En este sentido plantea que Aragón tenga en esta materia un “signo distintivo”, implicando a la Administración, empresarios y sindicatos y para ello pedirá a todos los partidos y al Gobierno que se conforme ayuda para la creación de un “sistema propio” de relaciones laborales con medidas administrativas que puede atender el Gobierno y con el apoyo económico necesario,  y así contar con unas relaciones laborales “modernas” que ayudan al desarrollo económico de Aragón, algo que es “de interés” para la Comunidad autónoma.