UGT y CCOO defienden la profesionalidad de las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Zaragoza

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Aragón y CCOO de Construcción y servicios de Aragón consideran que la Vicealcaldesa y Consejera de Derechos Sociales Mª Luisa Broto ha mostrado muy poca sensibilidad respecto a las trabajadoras del servicio en la última Comisión de Derechos Sociales.

Los sindicatos UGT y CCOO consideran que en la intervención de la Consejera en la comisión de derechos sociales no se ajusta a la realidad del servicio de ayuda a domicilio, ni se preocupa por mejorar las condiciones laborales de estas trabajadoras.

En dicha comisión la Consejera califica al Convenio Colectivo de la Provincia de Zaragoza como “el peor de toda España”, algo que además de no ser cierto únicamente intenta poner una cortina de humo para evitar recoger los incrementos salariales de este convenio en el nuevo pliego para la próxima adjudicación del servicio.

CCOO y UGT reclaman al equipo de Gobierno municipal que dote presupuestariamente de manera suficiente el nuevo pliego para que el convenio colectivo sea respetado por las empresas que resulten adjudicataria.

Carece de sentido incrementar en un 25 % de la partida presupuestaria únicamente en aumento de prestación del servicio a los usuarios pero la partida económica que irá destinada al personal se incrementa únicamente 0,50 céntimos respecto al pliego anterior que fue hace 10 años, lo que nos genera importantes dudas sobre si las empresas adjudicatarias respetarán el actual Convenio Colectivo.

Además, confunde la denominación de las trabajadoras de este servicio llamándolas “empleadas del hogar” en lugar de “Auxiliares de Ayuda a Domicilio” que es la denominación correcta.

Esta falta de sensibilidad ha generado un gran malestar en el colectivo que presta un servicio fundamental para la ciudad de Zaragoza, ya que cuidan y son el sostén de nuestras personas mayores, con su labor que no se reduce simplemente a realizar algunas labores domésticas en sus domicilios, sino que con su cariño, comprensión y dedicación, muchas veces son como un miembro más de la familia.

Algunos usuarios si no fuera por sus visitas, sus atenciones y cuidados no tendrían contacto con el resto de la sociedad, en esta labor a veces actúan casi como psicólogas o confidentes, ayudan a que muchas de nuestras personas mayores se levanten con una sonrisa.

Desde la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT-Aragón y CCOO de Construcción y servicios de Aragón manifestamos la importancia de la labor de estas trabajadoras y pedimos a la Vicealcaldesa Luisa Broto que reconozca la importancia y los derechos laborales de un servicio del  Ayuntamiento histórico para la ciudad de Zaragoza.