La ILP de prestación de ingresos mínimos es “necesaria y urgente”

Los secretarios generales de UGT y UGT Aragón, Cándido Méndez y Daniel Alastuey, junto a los secretarios generales de CCOO y CCOO Aragón, Ignacio Fernández “Toxo” y Julián Buey han participado esta mañana en una asamblea de delegados en el edificio del Worll Trade Center de Zaragoza que ha congregado a más de 700 personas. El motivo del encuentro era dar a conocer la Iniciativa legislativa Popular (ILP) para una prestación de ingresos mínimos y hacer un llamamiento a la celebración del Día Mundial del trabajo Decente, hoy 7 de octubre que este año lleva por lema “Erradicar la avaricia empresarial”.

Cándido Méndez ha justificado la importancia de la ILP ante la “situación de emergencia social” que vive el país y ha subrayado que el incremento de la pobreza y la exclusión, la existencia de trabajadores pobres y la importancia de la dimensión de género de este problema, la hacen “necesaria y urgente” y, especialmente porque existen 2.100.000 niños y niñas que no pueden alimentarse adecuadamente. En este sentido ha manifestado su deseo de que “la próxima legislatura pueda ser una realidad”.

El Día Internacional del Trabajo Decente, el secretario general de UGT ha defendido el empleo de calidad, los servicios públicos, la protección social y de buenos salarios frente al a la intensificación en tiempos de crisis del fenómeno que permite que accionistas o prestamistas se lleven el beneficio empresarial, en detrimento de las inversiones y mejores salarios.

La recuperación económica y los Presupuestos Generales

Cándido Méndez ha considerado que “Hablar de recuperación es un sarcasmo cuando hay un 36 % de precariedad” (en referencia la suma del 25% de la contratación temporal más el 11% de la contratación parcial, temporal e involuntaria). Situación que también ha ilustrado con ejemplos como que el 60 % de los parados sean de larga duración, la existencia de casi un 50% de paro juvenil y un cómputo global de 5 millones desempleados.

En cuanto a los Presupuestos Generales del Estado se ha referido a su “insólito” debate a las puertas de la celebración de elecciones generales y los ha definido como “una tirita para contener la hemorragia del paro, el incremento de las desigualdades, la precariedad y el deterioro de los servicios públicos”. Sobre ellos ha aseverado que recogen un 23% menos de gasto social que los de 2011 y unos presupuestos que entonces fueron “muy duros”.

​