La recuperación del empleo viene de la mano el descenso de la población en edad de trabajar y la creación de empleo temporal y precario

Los datos de la EPA del III Trimestre, reflejan una mejora del mercado de trabajo en España y Aragón aunque con matices. La población activa baja en Aragón en el trimestre y anualmente, sobre todo entre  las mujeres, aumentando así la brecha entre sexos -la tasa de actividad de las mujeres es 12 puntos inferior de la de los hombres-. En cuanto a la caída del paro, obedece a partes iguales a la caída de la actividad y a la creación de empleos. Solo se crea empleo anualmente, en términos similares al resto de España, pero es de carácter estacionalidad. El empleo se genera en sector de escaso valor añadido como en servicios, pero se estanca en la industria manufacturera, donde llega a perder empleo, tanto trimestral como anualmente. Se crea empleo asalariado y en el sector privado es de carácter temporal - solo 1 de cada 5 puestos nuevos es indefinido y cae el número de trabajos autónomos. La destrucción de empleo en la franja de edad entre los 35 y los 44 años es preocupante, y en la que además desciende menos el desempleo. Por el contrario destaca la caída del paro entre los 20 y los 34 años. Asímismo baja la tasa de paro de larga duración, sobre todo entre las mujeres que abandonan del mercado de trabajo. Por ello, UGT Aragón defiende apostar por actividades industriales y de nuevas tecnologías,  teniendo como objetivo la creación de empleo de calidad y con derechos, derogar la reforma laboral, la mejora de las políticas activas de empleo y la defensa de una negociación colectiva que traslade a  salarios la riqueza que se está generando.​

La población activa sube en España en 53.300 personas en este trimestre, aunque en términos anuales se contrae en 67.500 personas. En Aragón, sin embargo, las cifras son negativas tanto en términos trimestrales, con una caída de 5.900 personas como anuales, con 14.400 personas menos en el mercado de trabajo. Por sexo, en Aragón son más mujeres que hombres las que abandonan la actividad, sobre todo en el trimestre,  en el que 1.200 hombres dejan la actividad frente a 4.700 mujeres. De estos nuevos inactivos 4.600 pasan a esta situación sin especificar el motivo. Aumentando la brecha entre sexos, la tasa de actividad de las mujeres se sitúa en el 52.2% a 12.4 puntos de la de los hombres.

La ocupación crece en el trimestre tanto en España como en Aragón, aunque en nuestra comunidad autónoma el crecimiento del empleo es insignificante (300 nuevas ocupaciones, 0.05%) en comparación con las cifras nacionales (236.000 ocupaciones más, 1.25%). Seguramente la explicación es estacional, puesto que en términos anuales el crecimiento porcentual de la ocupación es prácticamente similar: el 2.82% en España frente al 2.79% en Aragón, con 521.000 y 15.500 ocupados más respectivamente.

La misma explicación estacional puede darse al hecho de que en Aragón la ocupación trimestral aumente tan solo en el sector de servicios como la hostelería, el transporte y el comercio, mientras baja prácticamente en todos los demás, incluida la industria manufacturera, que da señales de estancamiento no solo en el dato trimestral, sino también en el anual, con una disminución del empleo.

Si tenemos en cuenta que el empleo asalariado (aunque haya disminuido en el trimestre) ha aumentado en el año en 17.000 ocupaciones, otras situaciones, sobre todo la de trabajador autónomo o empresario sin empleados, han perdido efectivos. Entre los asalariados crece sobre todo el empleo temporal (11.300) frente al indefinido (5.700), pero hay que tener en cuenta que el reparto de estas cifras es muy desigual entre el sector público y el privado. En el sector público hay 3.200 nuevos empleos indefinidos y 1.000 temporales frente al sector público en el que hay 2.500 nuevos puestos indefinidos frente a 10.300 temporales.

Por edades, cae la ocupación, tanto en términos anuales como trimestrales en la franja de los 35 a los 44 años, y por sexo cae la ocupación de los hombre en el trimestre (-0.9%) frente a un aumento del 1.2% en las mujeres. En términos anuales la ocupación por sexos crece de forma similar: 2.71% los hombre y 2.9% las mujeres.

La combinación de caída de población activa y aumento de la ocupación hace que en Aragón el paro caiga de una manera significativa, tanto trimestral como anualmente. En Aragón hay 6.300 parados menos que en el trimestre anterior,  y el número de parados ha bajado en 30.000 en un año. 

El paro, en términos anuales, baja sobre todo en la franja entre los 20 y los 34 años y el intervalo donde menos baja es en el de los 35 a 44 años, en consonancia con la caída de empleo en esas edades. Aunque trimestralmente el paro baja mucho más en las mujeres que en los hombres, si miramos el dato anual veremos que mientras el paro femenino ha descendido en un 28% el de los hombres ha bajado el 35%. 

En cuanto a la permanencia en situación de desempleo, ha caído notablemente el porcentaje de personas en situación de paro durante un año o más, que ha caído en un año en casi 8 puntos hasta situarse en el 44.7% de los parados. La cifra es desigual en hombres y mujeres, puestos que mientras en los varones esa tasa solo ha bajado 4 puntos (del 50 al 46), en las mujeres ha bajado más de 10 puntos (del 54.1 al 43.5).