La temporalidad se cronifica en el mercado laboral

Los datos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social en el mes de julio evidencian que la reactivación económica, está generando empleo, pero a un rimo totalmente insuficiente y donde la temporalidad se está convirtiendo en un problema estructural. A pesar del crecimiento del paro, los datos de afiliación reflejan un aumento de la ocupación -inferior a la del conjunto nacional- en el sector servicios, la construcción y en menor medida en la industria manufacturera. Es preocupante el aumento de la brecha de género a la hora de encontrar un empleo, donde 40.079 mujeres encabezan las listas de desempleo, frente 27.132 hombres. Tampoco son halagüeños los datos de contratación, donde casi el 93 por ciento de los empleos fueron temporales, y a lo que se une la difícil situación de muchos desempleados que no gozan de ninguna prestación: la tasa de cobertura total alcanza tan solo al 53,75 por ciento, mientras la cuantía media de la prestación contributiva disminuye en el último mes 35 euros. Para dar un giro a la situación, UGT Aragón apuesta un cambio en las políticas que permitan reactivar la economía de manera que se cree una sólida estructura industrial y una apuesta por las nuevas tecnologías y no depender de la estacionalidad, derogar las reformas laborales de 2010,  2012, así como la defensa de una negociación colectiva que traslade a  salarios la riqueza que se está generando, la mejora de las políticas activas de empleo y  la protección a los desempleados.

El paro registrado ha aumentado en el mes de julio en Aragón en 717 personas, lo que supone un incremento del 1.08 % respecto al mes anterior, y una bajada del 13.58% en términos interanuales (10.559). Sin embargo, en España el paro ha descendido un 0,80%, al igual que en términos anuales, donde cae un 8.57%.

Por género, las mujeres siguen teniendo más dificultades de para encontrar empleo en términos interanuales, aunque en julio, la tendencia se ha invertido por el tirón del sector servicios, mucho más feminizado (crece un 0,55% respecto al 1,86% de los hombres). El aumento de la brecha se refleja de forma nítida en la cifra total de desempleados, donde son mujeres 40.079, frente a 27.132 hombres.

El desempleo sube en todos los sectores, especialmente en la agricultura (18,50%) y baja en la construcción un 1,03% (51 personas).

Por provincias, el paro baja en Huesca (0,85) y Teruel (3,41) y solo aumenta en Zaragoza (1,88%).

En cuanto a los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran creación de empleo, con 934 afiliaciones más en Aragón y 56.222 en España. El aumento relativo mensual es inferior en Aragón (0.17%) que en el conjunto nacional (0.31%), y en términos anuales la tendencia se mantiene, con un aumento del 3.50 % en Aragón y del 3.60 % en España. Las cifras denotan cierto dinamismo de la actividad económica, pero sigue siendo claramente insuficiente para la creación de empleo.

Sectorialmente en Aragón el aumento mensual de la afiliación obedece al Régimen general de la Seguridad Social, pertenecientes en buena parte al sector servicios (3,15%) a través del comercio;  la reparación de vehículos, la asistencia sanitaria y las actividades sociales, además del sector de la construcción (1,88%) y la industria manufacturera (1,07). Por el contrario, las actividades relacionadas con la educación experimentan algo más del 10% de las bajas. También hay que destacar la pérdida de 3.688 ocupaciones en el Régimen Especial Agrario.

El empleo de calidad, el indefinido a tiempo completo, sigue perdiendo peso. En el mes de julio, tan solo el 8.47% de los contratos realizados fueron indefinidos y el índice de temporalidad se situó en el 92,94 %.

 La tasa de cobertura en el mes de junio sigue siendo preocupante ya que tan solo el 53, 75% de los desempleados de Aragón cuentan con alguna prestación y la cuantía de la misma sigue a la baja, descendiendo en 35 euros respecto al mes de mayo (se sitúa en 781 euros).