Los ciudadanos reclamaron el respeto de la legalidad internacional para los refugiados

Cientos de aragoneses salieron ayer a las calles en el Día Mundial de los Refugiados y pedir al Gobierno de España que retire su apoyo al Pacto que los líderes europeos firmaron con Turquía porque no garantiza los derechos humanos y que se agilice la acogida de estas personas. En Zaragoza se celebró una manifestación y en Teruel y Huesca concentraciones, en las que participaron numerosos ciudadanos.

La convocatoria impulsada por UGT y CCOO Aragón y cerca de un centenar de entidades, sindicales, sociales y partidos políticos- tenía por objeto denunciar las políticas europeas de migración y asilo y reclamar dignidad de trato para los refugiados y el respeto a la legalidad internacional. Para ello exigieron el cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea (UE) o el artículo 78 del Tratado del Funcionamiento de la UE. Normas que hablan de los derechos de las personas, del derecho de asilo y de protección internacional. ​