Los comités de empresa de ArcelorMittal en Asturias se encierran en apoyo a los cinco compañeros condenados a prisión

Los Comités de Empresa de ArcelorMittal en Veriña, Aboño y Avilés han iniciado a las 12:00 horas de hoy un encierro en apoyo a los cinco sindicalistas de ArcelorMittal condenados a prisión por participar en un piquete informativo en la Huelga General de marzo de 2012.

El secretario federal y responsable del Sector Siderúrgico de MCA-UGT​, José Ignacio San Miguel, se reunirá hoy con los encerrados y participará mañana, martes 2 de junio, en la marcha en defensa de los sindicalistas condenados a prisión.

La marcha a pie saldrá mañana a las 12:00 horas desde Somonte y finalizará en la Plaza de España en Oviedo. Por la tarde, a las 18:30 horas, se celebrará una concentración multitudinaria en la Plaza de España de Oviedo en apoyo a los compañeros.

Resolución de apoyo

Como se recordará, los Comités de Empresa de ArcelorMittal en Veriña, Aboño y Avilés aprobaron una resolución de apoyo a los 5 compañeros de UGT condenados por unos hechos que no cometieron durante la Huelga General de marzo del 2012. Huelga que bajo el lema "Quieren acabar con todo, con los derechos laborales y sociales” expresaba el rechazo a la misma y a las consecuencias que desgraciadamente estamos padeciendo.

El día 5 de diciembre de 2014, se dictó una sentencia injusta y desproporcionada, condenando a 5 compañeros de la Sección Sindical de UGT. En concreto, la sentencia condena a 2 compañeros a penas de 5 años y medio de cárcel y 70.000 € de indemnización, y a otros 3 a penas de 3 años y 6 meses más multas económicas. En total más de 21 años de cárcel.

Los hechos por lo que fueron juzgados no son ciertos. Esta condena es un claro ataque en contra la libertad sindical, queriendo con este tipo de sentencias amordazar y reprimir al movimiento sindical. Compañeros que participaban en la huelga general del marzo del 2012, luchando por la no aplicación de la Reforma Laboral, luchando por los derechos de todos los trabajadores, de toda la sociedad, son encausados sin pruebas, ni testigos, ni declaración policial, sino solamente con las declaraciones contradictorias de un compañero del comité de empresa.

La situación se ha agravado con la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana, que puede multiplicar las sanciones contra los representantes de los trabajadores, contra los propios trabajadores y contra quienes quieran defender sus derechos. Agravando las penas a quien incite a una huelga, quien esté en un piquete, o defienda una huelga desde un comité de empresa.​