“Los empresarios han de saber que si no se repercuten los beneficios que se generan van a tener un calvario de movilizaciones y de huelgas”

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez ha advertido esta mañana en una asamblea de delegados celebrada en Zaragoza que el sindicato "no va a firmar convenios a la baja en empresas donde se están generando beneficios al alza" en referencia al estancamiento de la firma del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva entre patronal y sindicatos. En este sentido ha asegurado que los convenios se actualizarán "con un acuerdo estatal o sin él" y que  CEOE conoce los términos aceptables para los sindicatos para alcanzar el acuerdo en el ámbito salarial: "La banda bajo no puede estar por debajo de la previsión de inflación del Gobierno y la banda alta tiene que posibilitar la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y repartir los beneficios que se están produciendo en las empresas".

La asamblea en la que han participado además el secretario general de UGT Aragón Daniel Alstuey, y el secretario general de FeSP UGT, Julio Lacuerda ha tenido como eje principal la "ofensiva" del sindicato en la recuperación de derechos como la revalorización de las pensiones y la derogación de la reforma laboral. Sobre la renovación de la mesa del Pacto de Toledo, Álvarez ha defendido que "se debe de activar a fondo" y que es necesario revisar la reforma llevado por el Gobierno del PP en 2013 con el factor de sostenibilidad y la desindexación, así como revitalizar el contrato de relevo a partir de los 60 años. Por último, ha mostrado su convencimiento de que el sindicato conseguirá la derogación de la reforma laboral porque "solo sirve para crear cada día más precariedad, salarios más bajos y que los jóvenes accedan al mercado laboral en perores condiciones".

El encuentro también ha servido para mostrar el apoyo de UGT, a los encausados por ejercer el derecho a huelga y que serán juzgados el próximo 21 de junio, y al que ha acudido de Rubén Ranz, exponiendo su caso personal, por el que piden dos años de prisión y 7.500 euros de multa.

Asímismo se ha guardado un minuto de silencio en homenaje y solidaridad con las víctimas del Manchester Arena.

La Asamblea  se enmarca dentro del Plan de trabajo de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, que una vez al mes celebra una reunión ordinaria en otra Comunidad autónoma y que en esta ocasión está teniendo lugar en Zaragoza y, donde además se visita una empresa con especial significación para la Comunidad autónoma en este caso la Central Térmica de Andorra.