Los trabajadores de CAF defienden su salud, frente al negocio de las mutuas

Los trabajadores de CAF están realizando a lo largo de hoy paros parciales en todos los turnos de trabajo, y se han manifestado ésta mañana desde la sede de  CAF hasta la de ASEPEYO en el número 102 de la misma avenida en  protesta por el trato y práctica de esta Mutua con los trabajadores, extendida entre las mutuas, acentuada por la reciente ley de mutuas de 2015.​

Desde la Sección sindical de UGT en CAF se ha defendido la recuperación de las inversiones en prevención en el marco de la empresa y, sobre todo, la negociación colectiva en las relaciones laborales. También han tenido unas palabras de recuerdo para a las trabajadoras y los trabajadores que han fallecido o perdieron la salud mientras se ganaban la vida, especialmente a las víctimas del Amianto, tema muy sensible en CAF.

En un manifiesto el Comité de empresa ha destaca que:  

"Desde hace ya bastante tiempo venimos observando y denunciando el trato que reciben los/as trabajadores/as de la empresa CAF por parte de la mutua Asepeyo y el servicio médico de la propia empresa.

Es continua la práctica seguida en la empresa, por la que desde el servicio médico se derivan hacia los servicios públicos de salud accidentes laborales, presumiblemente con la única intención de ocultarlos y así mantener y mejorar las cifras e índices de siniestralidad que permiten percibir del INSS ayudas y beneficios sociales. Esto supone una negativa a la atención especializada de la propia mutua hacia los/as trabajadores/as, sin que esté basada en criterios objetivos, sino que se ha convertido en la práctica habitual del "médico" de empresa bajo la complicidad de la dirección y el servicio de prevención de CAF.

Igualmente, cuando la mutua Asepeyo recibe al trabajador/a, se inicia una serie continuada de situaciones incómodas e injustas para el/la trabajador/a, en las que son puestas continuamente en duda, tanto su palabra como su dolencia. Al margen de todas estas decisiones, el problema se agrava cuando aún determinando la contingencia como laboral, el trabajador/a tras pasar por un periodo de incapacidad temporal, es dado de alta sin estar convenientemente recuperado, ni apto para desarrollar las tareas en su puesto de trabajo, por lo que nuevamente comienza la aventura de reclamación anteriormente descrita.

Es sorprendente que Asepeyo (mutua de accidentes sin ánimo de lucro) anteponga en todo momento, intereses económicos a la salud de los trabajadores/as que atiende. Entendemos que actitudes como las descritas, provocan perjuicios graves para la salud de los trabajadores/as y una desprotección de los/as mismos/as, en caso de lesiones posteriores, ya que en el peor de los casos si las lesiones derivan en una incapacidad, ven reducidos sus derechos y prestaciones al ser estas muy inferiores cuando no son de origen laboral. Así mismo, que un accidente o enfermedad laboral, sea tratado como enfermedad común, implica un gasto derivado hacia las arcas públicas, lo que a nuestro entender es un fraude a la propia seguridad social y al dinero de todos los contribuyentes. Nuestro objetivo en esta movilización es hacer públicos los hechos expresados y el cese de los mismos".