Posición de la Federación de Servicios de UGT sobre las declaraciones de Rafael Torres ante el Juez Andreu sobre el caso de las “Tarjetas Black”

La Federación de Servicios de UGT​ante las informaciones aparecidas en los medios de comunicación tras la declaración ante el Juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, sobre las llamadas “tarjetas black” de Rafael Torres, representante de los trabajadores en la comisión de control de la antigua Caja Madrid, manifiesta lo siguiente:

Que, como ya se informó en rueda de prensa el pasado día 6 de octubre de 2014, la mayoría de los gastos que realizó Rafael Torres correspondieron a la actividad de representación de los trabajadores y de los representantes sindicales que forman parte de los órganos de representación sindical de Caja Madrid. En ningún caso ni afiliados, ni delegados, ni dirigentes de la UGT, que no fuesen trabajadores de Caja Madrid y miembros de los órganos unitarios de representación de la entidad, ha gastado ningún euro con la tarjeta que Caja Madrid le entregó a Rafael Torres para gastos de representación.

También queremos manifestar que algunas informaciones, difundidas por los medios de comunicación y atribuidas a fuentes jurídicas sobre la declaración de Rafael Torres, no corresponden en ningún caso a la realidad. 

En la declaración de Rafael Torres ante el Juez Andreu se menciona que el control de los gastos se hacía, de forma mensual, a través de la Comisión Ejecutiva Estatal de la Sección Sindical de UGT en Caja Madrid y, de forma anual, por la Comisión de Control Económico de la mencionada sección sindical. 

En ningún momento de la declaración judicial  se mencionó a otro organismo de la UGT, es decir, ni la Comisión Ejecutiva Confederal, ni la Comisión Ejecutiva Federal, ni ningún otro organismo del sindicato –exceptuando a la Sección Sindical de Caja Madrid- fueron citados en la declaración de Rafael Torres ni ejercían ningún tipo de control sobre dichos gastos. 

Los abogados de Rafael Torres han pedido al Juzgado una copia del audio de la declaración para confirmar todo lo dicho anteriormente y, además, para demostrar que tampoco se habló de pancartas ni octavillas, como se ha publicado, y si de circulares que sirvieron para la difusión a los trabajadores de Caja Madrid de la labor del sindicato en los órganos de gobierno y de control de la entidad financiera. 

 No obstante a todo lo dicho, si el Magistrado entiende que  Rafael Torres hubiera cometido alguna irregularidad la organización devolverá el dinero que el Juez Fernando Andreu estime necesario.