UGT diseña un Protocolo de Intervención y Prevención de las drogodependencias y adicciones en el ámbito laboral

“UGT considera que las drogodependencias y adicciones en el ámbito laboral son un problema que requiere de la actuación de todos los agentes y que parte de una idea clara, y es que estamos ante una enfermedad y como tal debe ser tratada”.

La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Marisa Rufino, ha realizado estas declaraciones en una jornada sobre la prevención de las drogodependencias y adicciones dirigida a delegados de RTVE, un taller organizado por el sindicato para informar, sensibilizar y prevenir sobre esta problemática y que se impartirá a delegados de diversos ámbitos.

Según la última encuesta EDADES del año 2013, elaborada por el Plan Nacional sobre Drogas, las sustancias consumidas por un mayor porcentaje de personas entre 15-64 años son el alcohol (78,3%), el tabaco (40,7%) y los hipnosedantes (12,2%). Con estos datos se observa que desde el 2011 se ha incrementado el consumo de sustancias legales, y por el contrario disminuye ligeramente el consumo de sustancias ilegales como cannabis (9,2%) y cocaína (2,2%).

Marisa Rufino ha  señalado que “las drogodependencias y adicciones deben ser tratadas como una cuestión de salud dentro del ámbito laboral analizando la influencia que puedan tener las condiciones de trabajo en la seguridad y salud  de los trabajadores”. 

“Estas condiciones y el medio ambiente de trabajo pueden llevar al inicio, al mantenimiento o la recaída en las adicciones, lo cual hace más vulnerable al trabajador y puede aumentar la posibilidad de que se produzcan accidentes, conflictos, absentismo y otros problemas asociados a la  disminución de la productividad”. 

La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT ha resaltado que el sindicato comparte la idea de la OMS y la OIT  de que “es necesario actuar frente al problema, implantando en las empresas programas de prevención que deben respetar la dignidad del trabajador, garantizar la total confidencialidad y además, proteger la seguridad en el empleo y los ingresos del trabajador durante el período de tratamiento, igual que ocurre con el resto de los problemas de salud”.

“Por todo ello” ha destacado “desde UGT vamos a realizar, con financiación del Plan Nacional sobre Drogas, acciones de información y sensibilización, seminarios, talleres, elaboración y distribución de material informativo, con el fin de prevenir y facilitar las herramientas necesarias a los delegados, trabajadores, servicios de prevención e incluso empresas, para abordar esta problemática a través de la implantación del Protocolo de Intervención y Prevención de las drogodependencias y adicciones diseñado por el sindicato, bien a través de la negociación colectiva o de acuerdos de empresa en el seno del comité de seguridad y salud”.

Rufino ha manifestado que, los puntos de partida de este protocolo son: el tratamiento de las drogodependencias y adicciones como una enfermedad, que el consenso junto con la participación de los representantes de los trabajadores son imprescindibles para su desarrollo, que se integre dentro de la política preventiva de la empresa, que aborde desde la prevención hasta la reinserción laboral, formar e informar a todos los trabajadores, ser accesible y de aplicación a todos los estamentos laborales y el carácter voluntario para los trabajadores, respetando en todo momento la confidencialidad de los mismos.