UGT FICA Aragón participa en la concentración de protesta en Madrid por el anunciado cierre de las centrales térmicas Asturias, Castilla y León y Aragón

La Federación de Industria Construcción y Agro de UGT en Aragón ha traslada a Madrid la reivindicación de mantener abierta la central térmica de Andorra más allá del 2020. La Federación de Industria Construcción y Agro (UGT-FICA) ha convocado en Madrid frente al Ministerio de Energía una concentración de protesta por el anunciado cierre de las centrales térmicas de Velilla, Compostilla, Lada, Anclares y Andorra, que afecta a tres comunidades autónomas, Asturias, Castilla y León y Aragón.

A la concentración han acudido trabajadores y trabajadoras de dichas centrales así como ciudadanos y ciudadanas de las comarcas afectadas, que se han desplazado en autobuses desde dichas comarcas. En Aragón han partido autobuses desde Zaragoza a las 7 y  Andorra .

En Madrid, una delegación de la UGT FICA en la que ha participado los secretarios generales, Pedro Hojas y de UGT FICA Aragón, José Juan Arcéiz ha sido recibida por el Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal a quien han entregado un manifiesto que recoge las pretensiones del sindicato en materia energética.

UGT-FICA Aragón tiene claro que es imprescindible que la central de Andorra se mantenga abierta después del año 2020, la Comarca de Andorra lo necesita como motor económico imprescindible. Si eso no es así los daños en el tejido social de Andorra y todos los pueblos de la comarca serán irreparables.​

Todos somos conscientes y UGT-FICA también, que el carbón algún día dejara de ser un combustible para producir energía. Pero necesitamos al menos 10 años para que las otras fuentes energéticas sean alternativa real, y en ese plazo de tiempo, poner encima de la mesa un plan de reindustrialización de las comarcas en las que están estas centrales. La problemática comarcal, es muy similar en las 5 centrales afectadas.

La UE va a permitir emitir por encima de los 550 g de CO2, al menos hasta el 2025 y posiblemente hasta el 2030, tiempo suficiente para nuestros planes. Ahora le toca mover al Gobierno de España, éste tiene que garantizar un mix energético que garantice una reserva estratégica mínima del 7,5% para las térmicas y con carbón autóctono.

Una vez hecho esto, Enel en el caso de Andorra y las otras multinacionales no tendrán ninguna excusa para acometer las inversiones necesarias para mantener abiertas las centrales, y tanto el Gobierno de España como los Autonómicos deberán exigírselo.

UGT-FICA Aragón ha enviado cartas a todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón para que se sumen a nuestras demandas y nos acompañen a Madrid. El compromiso con el territorio se demuestra en estos momentos de dificultades para los habitantes de los pueblos, que pueden estar abocados al  despoblamiento definitivo sino actuamos ahora.