UGT lamenta el lento avance de la COP23

UGT expresa su preocupación por el cierre de la reunión anual de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Bonn, con escasos progresos. 

El sindicato entiende que los avances conseguidos son insuficientes para evitar los efectos nocivos del cambio climático sobre distintos ámbitos, como la salud, la economía y el empleo.

Y en este sentido, comparte con la Confederación Sindical Internacional (CSI) su preocupación para seguir trabajando en la consecución de los objetivos, conjuntamente en la Confederación Europea de Sindicatos (CES), para:

  • Preparar a los sindicatos para participar en la planificación de la política climática (CND) en el contexto del proyecto de la CES sobre el seguimiento de la COP 21; 
  • Lanzar una iniciativa política de alto nivel sobre la transición justa el próximo año en Katowice;

  • Elevar la ambición climática de la UE de acuerdo con los objetivos de París.

  • Presionar a la UE para que revise al alza su Hoja de ruta 2050; 

  • Instar a la UE a que prepare una Hoja de ruta de transición justa para 2050 a fin de anticipar los cambios en el mercado laboral; 

  • ​Preparar un presupuesto de la UE capaz de transformar a la UE en una región baja en carbono para 2050.

A pesar de que la COP23 ha dejado claro que el cambio climático tiene que ser una prioridad importante para los países, organizaciones de la sociedad civil y por supuesto para los sindicatos, siguen quedando aún muchos temas sin cerrar, se ha avanzado poco  en la construcción de una gobernanza, supervisión y en acciones sólidas contra el cambio climático.

Esta Conferencia que ha tenido un marcado matiz técnico, y de la que ya todo el mundo habla como de una cumbre del clima preparatoria de la COP24, también nos deja algún avance importante como el acuerdo sobre un Plan de Acción de Género para potenciar el rol de las mujeres en el cambio climático y el compromiso de la Presidencia de Fiji de integrar el género en todos los trabajos sobre política climática tanto a nivel nacional como internacional.

Desde UGT entendemos que quedan muchas cuestiones aún sin resolver que habrá que concretar en la COP24 que se celebrará el año que viene en Katowice (Polonia), en la que los Gobiernos deben comprometerse a definir una Transición Justa en instrumentos políticos y financieros concretos. De este modo la UGT se une a la propuesta de la CES y la CSI de que se adopte un Plan de Acción de Katowice para la Transición Justa en la COP24 y trabajaremos conjuntamente en esta línea de acción.

La inclusión de la cuestión del empleo en las Contribuciones a nivel Nacional así como la participación de los Ministros de Empleo en Katowice nos parece, en este sentido, fundamental.

Por lo que respecta a nuestro país, desde UGT consideramos fundamental que el Gobierno de España acelere la tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética recogiendo la Transición Justa para todas las personas trabajadoras, además de un Plan Estratégico sobre Transición Justa, que recoja la creación de un Fondo, con recursos suficientes para acometer cuantas acciones sean necesarias con el fin de que esa transición se socialmente justa para todas las personas afectadas.