UGT y CCOO piden que no se disminuya la protección de los Parques Nacionales

Una enmienda de última hora que el Grupo Popular ha presentado en el Senado al proyecto de Ley de Parques Nacionales pone en peligro el régimen de protección de estos espacios ante actividades privadas como la caza o la urbanización. 

La enmienda aplaza sine die, hasta que hubiera acuerdo con los propietarios, la adecuación de los Parques Nacionales a las determinaciones de la ley que estaba planteada en una disposición adicional. 

Es decir, deja en manos de terceros privados, normalmente titulares de los terrenos, la entrada en vigor del régimen jurídico de protección de estos 15 espacios repartidos por diferentes Comunidades Autónomas.

De aprobarse esta enmienda se daría una vuelta de tuerca en la posible desprotección de algunos de los valores naturales que han justificado la protección de estos espacios. 

Aunque en este caso, la presión para introducir este cambio parece provenir de propietarios del Parque Nacional de Cabañeros, ha habido anteriormente otros conflictos con actividades incompatibles con la conservación en otros Parques como Monfragüe, Picos de Europa o Guadarrama.

UGT y CCOO han planteado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que realice las gestiones oportunas para que el Grupo Popular reconsidere esta decisión y han pedido que se convoque una reunión extraordinaria del Consejo de la Red de Parques Nacionales para analizar y evaluar esta cuestión.