Un mercado de trabajo con graves carencias

Durante el último trimestre de 2017 en Aragón aumentó el paro y bajó la ocupación y el año para Aragón fue menos positivo para Aragón que para el conjunto de España, son los datos poco halagüeños dados a conocer hoy por la EPA. Por sectores, en el trimestre los servicios pierden mucho empleo y como único aspecto positivo destaca el crecimiento del sector industrial, que en el conjunto del año lidera la creación de empleo. Se pierde empleo autónomo y se gana asalariado. Continúa  agrandándose la brecha de género y las mujeres siguen perdiendo terreno respecto a los hombres, tanto en actividad como en paro. Además, os parados de larga duración siguen siendo una parte muy significativa, aunque menguante, del conjunto de parados. UGT Aragón exige un cambio de las políticas y una apuesta por actividades industriales y de nuevas tecnologías,  para generar empleo de calidad, que sigue siendo una asignatura pendiente. De igual manera, demanda una mejora de los salarios de la población para estimular el consumo y la inversión y políticas que mejoren la protección de los desempleados, sobre todo los de larga duración y los de los mayores de 55 años.​

La encuesta de población activa del tercer trimestre del año 2017 muestra un empeoramiento del mercado de trabajo en España y Aragón.

La población activa baja en  España en 15.900 personas en este trimestre, aunque en términos anuales aumenta en 19.100 personas. En Aragón, sin embargo, las cifras son positivas en el trimestre, 1.200 personas más, pero negativas en el año, con 10.300 activos menos, lo que supone una bajada del 1.6 en Aragón frente al práctico mantenimiento en las cifras nacionales. Por sexos, en el trimestre, aumenta la actividad de las mujeres y disminuye la de los hombres; en el año, disminuye el número de activos en ambos sexos, aunque del cómputo global un tercio es para las mujeres y dos tercios para los hombres. La mayor disminución porcentual de activos se da en la provincia de Teruel.

La ocupación disminuye en el trimestre tanto en España como en Aragón. En España lo hace en 50.800 ocupaciones (-0.27) y en Aragón en 4.500 (-0.79). En el año las cifras han sido más positivas en España, 490.300 ocupados más (2.65%), que en Aragón, 4.900 ocupados más (0.87%). La ocupación en Aragón crece este trimestre en Zaragoza frente a la disminución de Huesca y Teruel, y en términos anuales Teruel es la única provincia que pierde ocupación, frente al crecimiento de las otras dos.

Por sectores, en el trimestre el único que ha experimentado crecimiento ha sido la industria (9.000 empleos más), y bajan todos los demás, sobre todo servicios (-8.300). En el año también ha sido la industria la que ha tirado del empleo en Aragón, con un estancamiento de la construcción y un retroceso en servicios y agricultura.

En cuanto al tipo de ocupaciones, en Aragón se produce, tanto trimestralmente como anualmente una pérdida de empleo por cuenta propia (10.200 empleos menos en el año), y crece el empleo asalariado en 15.200 personas.

 

Por edades, la ocupación en el trimestre aumenta en los mayores de 45 años y disminuye en todas las demás franjas. En el año, crece en todas las franjas salvo en la de 35 a 44 años, que sufre una importante caída.

Por sexo, la ocupación trimestral disminuye tanto en hombres (3.700 menos) como en mujeres (800 menos). En el año, sin embargo, son 3.100 hombres más ocupados frente a 1.800 mujeres.

En el cuarto trimestre de 2017 el paro en Aragón aumenta hasta las 72.600 personas. Por la combinación del crecimiento de la población activa y disminución de la ocupación aumenta en 5.700 personas (8.52%) frente a las cifras nacionales de 35.000 parados más (0.94%). En el año, el paro disminuye en España en 471.000 personas (-11.12%) y en Aragón en 15.200 personas (-17.31%), fruto de la combinación de un débil aumento de la ocupación, pero de una disminución muy importante de los activos.

Por edades, el número de parados menores de 25 años disminuye en este trimestre, y aumenta en todas las demás franjas, mientras que si hablamos del conjunto del año, es en la franja entre los 20 y los 35 años donde se da una mayor disminución de parados.

Por sexo, en el cuarto trimestre del año las mujeres paradas han aumentado en 3.800 frente a 2.000, lo que aumenta la brecha: a día de hoy hay en Aragón 42.300 paradas frente a 30.300 parados.

En la Comunidad Autónoma hay en este momento 31.600 parados de larga o muy larga duración, lo que supone un 43% del total, cifra que ha disminuido desde el 49% del año pasado o el 44% del pasado trimestre.

Finalmente, la tasa de actividad se sitúa en Aragón en el 58.46%, inferior en cuatro décimas a la de España, y la de paro en el 11.37%, cinco punto inferior a la del conjunto del país.

Sin embargo, la diferencia en sexo se mantiene, puesto que la actividad femenina está 14 puntos por debajo de la masculina y la de paro femenina 6 puntos por encima de la masculina.