El convenio colectivo agropecuario de Zaragoza tiene que "dignificar el empleo y darle una estructura industrial al sector”

La Federaciones de Industria, Construcción y Agro de UGT Aragón y de Industria de CCOO Aragón han denunciado esta mañana que la subida del del Salario Mínimo Interprofesional para los peones cogederos vuelve a interponerse en la negoción del convenio colectivo agropecuario, pero ahora en la provincia de Zaragoza.

El secretario general de FICA UGT Aragón, José Juan Arcéiz ha manifestado que “no puede ser que algo que nos ha llegado sobrevenido nos impida que nos pongamos de acuerdo”.  En este sentido ha explicado, que tras la firma en septiembre del convenio colectivo del sector en Huesca ambos sindicatos consideraban que la subida del SMI era un tema “superado” y sin embargo en Zaragoza “no solo no se reconoce, sino que se anima a los asociados a no cumplirlo”.

Ambos sindicatos han asegurado compartir gran parte de las preocupaciones del sector, como las protestas de los sindicatos agrarios de mañana en Calatayud por el desplome injustificado de los precios y que su principal objetivo de cara a la negociación del convenio en Zaragoza es “dignificar el empleo en el sector y darle una estructura industrial”, porque el impulso del sector agropecuario no puede descansar en el cumplimiento del SMI o no.  Además han reconocido haber hecho un “gran esfuerzo” para llegar a un acuerdo “cuanto antes mejor” y en el que plantearon la inclusión de un registro horario que evite el fraude, el pago de la nómina por talón o cuenta bancaria, y 2 horas de flexibilidad horaria de abril a septiembre, así como 8 horas de aumento de jornada de1 .752 a 1.760 para equiparar el sueldo por hora al firmado en el convenio de Huesca. “No estamos locos. Pedimos cosas razonables” ha manifestado Arcéiz en referencia a la subida salarial “que está en la media” y empezar a trabajar para “conseguir un convenio regional”.

Ambas sindicatos han fijado las líneas rojas en la aplicación del SMI “sin trucos” y conseguir de subidas salariales recogidas en el Acuerdo para el Empleo y Negociación Colectiva.

Sobre la negativa a la aplicación del SMI por parte de las patronales, UGT y CCOO han recordado que previo al acuerdo alcanzado en Huesca los sindicatos elevaron la consulta sobre el modo de aplicación del SMI a la Inspección de Trabajo tanto en Zaragoza como en Huesca. Al igual que en otros lugares de España, la Inspección se ha pronunciado en favor de la propuesta de los sindicatos, afirmando que la aplicación debe hacerse respecto a las horas de jornada pactadas en el convenio, con lo cual en Zaragoza el salario horas quedaría fijado en 7, 19 euros. De hecho se creó una Comisión Paritaria a través del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, que tras dos reuniones ayer acabó sin acuerdo porque la patronal del sector “no reconoce” este marco para abordar el problema.

Los sindicatos ha abogado por mantener un encuentro con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, para hablar de estos asuntos y de la situación del sector. No obstante, la próxima reunión entre sindicatos y patronal está programada para el 11 de noviembre.