UGT Aragón lamenta la muerte de tres trabajadores en Aragón en accidente de trabajo durante el día de ayer

UGT Aragón lamenta una vez más el fallecimiento por accidente laboral de tres personas en menos de una semana. Ambas llevaban pocos días trabajando, y en trabajos de especial peligrosidad como los relacionados con la construcción, con un contrato temporal, sumando la variable de no tener formación, ni información, sin experiencia y ante la ausencia clara de medios de protección colectivos e individuales. Son factores determinantes en las posibles causas del accidente.

El primer accidente, se produjo cuando un trabajador, de 60 años de edad y perteneciente de una empresa de la construcción, en su tercer día de trabajo, estaba arreglando el tejado de PVC en un supermercado del polígono la Paz de Teruel, y cayo de una altura de 12 metros sin llevar arnés de seguridad ni ningún medio de protección colectiva. El segundo accidente se produjo en Jasa (Huesca) cuando el trabajador de 37 años de edad, en su primer día de trabajo, realizaba junto con dos compañeros labores de mantenimiento en una pista forestal de la localidad utilizando un buldócer cuando el terreno cedió volcando el equipo de trabajo y quedando atrapado en el interior. El tercero ha tenido que ver como todo apunta, con una patología no traumática

La temporalidad, precariedad, falta de formación y ausencia de medios de protección son sinónimos de accidente laboral.

Contra la siniestralidad laboral

UGT Aragón lleva mucho tiempo demandando a la Administración más recursos para que se haga cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y a la autoridad laboral mayor implicación en la vigilancia y control de las condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo. También viene denunciando y actuando sindicalmente contra aquellas empresas que incumpliendo la ley atentan gravemente contra la salud y la integridad física de los trabajadores y trabajadoras. Exigirá que se esclarezcan las circunstancias de estos accidentes y responsabilidades para que no vuelva a producirse una sola muerte más en el trabajo.

Lamentablemente estos trabajadores se suman a las trágicas estadísticas de siniestralidad laboral en la Comunidad Autónoma de Aragón. Su incremento obedece tanto a la relajación en la vigilancia de las condiciones de trabajo, como al generalizado incumplimiento por parte de los empresarios de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. Por este motivo, reclama la adopción urgente de medidas tendentes a intensificar la labor inspectora y su coordinación con las autoridades laborales involucradas en la siniestralidad laboral, como la Fiscalía de Prevención de Riesgos Laborales para un adecuado seguimiento de los accidentes laborales.