Aragón sólo recupera una cuarta parte de los empleos del segundo trimestre

Los datos de la EPA del tercer trimestre de 2020 muestran una mejora de los datos de empleo pero en Aragón es menor que en el conjunto del país: en España se recuperan la mitad de los empleos perdidos en el segundo trimestre, mientras que en Aragón solo la cuarta parte. En términos interanuales el comportamiento en Aragón también es peor y dentro, la provincia de Huesca es la más perjudicada. A esta situación del mercado de trabajo hay que sumar los trabajadores que se encuentran en ERTE; en el conjunto nacional tienen más peso que en la Comunidad Autónoma. Tampoco la situación de la epidemia invita al optimismo, por las medidas sanitarias de limitación de movilidad y actividad que se están tomando.

Por todo ello UGT Aragón defiende que:

  • Es necesario mantener la red de protección social para evitar que las empresas afectadas por las medidas sanitarias cesen definitivamente su actividad y para proteger las rentas de los trabajadores, incluidos aquellos que se ocupaban en la economía sumergida.
  • Los gobiernos, aparte de tomar medidas sanitarias contra la progresión de la enfermedad deben agilizar todas aquellas políticas que permitan recuperar lo más rápidamente posible la actividad económica, incluyendo políticas activas de empleo.
  • El conflicto político debe atenuarse para que los ciudadanos recuperen la confianza en las instituciones y las medidas sanitarias que se arbitren desde éstas tengan la máxima credibilidad y sean acogidas con responsabilidad.
  • Los ciudadanos, por su parte, deben entender que de su comportamiento personal, poniendo en práctica las recomendaciones de las instituciones, depende en gran medida la evolución de los contagios, la actividad y, por tanto, el empleo.

La encuesta de población activa del tercer trimestre de 2020 muestra, como en la del anterior trimestre, los datos van reflejando los efectos de la pandemia sobre el empleo y van aclarando la profundidad de la crisis.

Por otra parte, la mejor manera de mostrar la evolución del empleo con esta encuesta es referirse al dato interanual, puesto que la distorsión que la situación produce resta valor al dato trimestral.

En el trimestre la actividad ha aumentado tanto en España como en Aragón. En el caso nacional hay un millón más de activos, lo que supone un aumento del 4.21%, mientras que en Aragón el crecimiento es más modesto, de un 1.04%, porcentaje correspondiente a un aumento de 6.600 activos. En el conjunto del año también la evolución nacional es mejor que la regional, porque se produce una caída del 0.82% de la población activa en España, mientras que en Aragón la cifra es del -2.31%, lo que supone una pérdida de 15.200 activos. Esa caída, además, es muy desigual en el ámbito aragonés entre hombres y mujeres, con una bajada del 3.79% de la población activa masculina frente al 0.5% de la femenina.

El segundo trimestre del año arrojó una pérdida de empleo en España, consecuencia de la epidemia, de un millón de empleos, mientras que en Aragón esa caída se cifró en veinte mil puestos de trabajo. En el tercer trimestre España ha recuperado la mitad de esos empleos mientras que Aragón ha recuperado la cuarta parte. La ocupación trimestral ha aumentado en España un 3.06%, frente a un aumento mucho menor en Aragón del 0.91%, que supone 5.100 empleos. También los datos anuales son más favorables en España, con una caída del 3.51% frente a la aragonesa del 4.69% (27.900 ocupaciones).

En cuanto a la ocupación cabe matizar que los trabajadores en ERTE figuran como ocupados en la EPA, por lo que debe tenerse en cuenta que, según datos oficiales, en el mes de septiembre en España 670.000 trabajadores cobraron prestación por ERTE (el 3.48% del total de ocupados según la EPA, y en Aragón lo hicieron 13.000 (un 2.32% de los ocupados EPA).

Por sexo, en el trimestre aumenta más la ocupación femenina, y en el año también cae menos la ocupación femenina que la masculina. Por provincias, se confirman los malos datos de septiembre de paro registrado y afiliación a la seguridad social y Huesca es la provincia más castigada, con una caída de empleo en el trimestre y con la mayor caída anualizada.

Por sectores, el trimestre ha sido malo para la agricultura, la industria y las administraciones, la educación y la sanidad, y ha mejorado el empleo en los servicios. El dato cambia completamente si miramos las diferencias anuales, donde el empleo cae con fuerza en la agricultura y la construcción, pero sobre todo en los servicios, y mejora en la industria y los servicios auxiliares.

Un dato relevante sobre la ocupación es que en los dos últimos trimestres la cifra que arroja la EPA es inferior a la de la afiliación media a la seguridad social, por primera vez en toda la serie histórica. Ello indica que la economía sumergida ha sufrido el primer impacto de la crisis sanitaria y sigue sin recuperarse.

Del balance entre población activa y ocupación sale el dato del paro, que en España es muy malo en el trimestre con un aumento del 10.54%, mientras en Aragón el número de parados sube en 1.600 personas, un 2.13%. En el conjunto del año, sin embargo, el aumento es menor en España (15.82%) que en Aragón, que dispara la cifra de parados en un 19.87%. A los 63.900 parados que había hace un año hay que sumarles 12.700 para llegar a la cifra actual de parados, de 76.600, lo que supone una tasa de paro global en Aragón del 11.9 frente al 16.26 estatal. La tasa de paro femenina sigue estando más de tres puntos por encima de la masculina.