Concentración en defensa de los servicios sociales municipales

Las secciones sindicales de CCOO, CGT, CSIF, OSTA y UGT en el Ayuntamiento de Zaragoza se han concentrado esta mañana a las puertas del Consistorio, para exigir al equipo de Gobierno que refuerce el empleo público y a los profesionales de los Servicios sociales municipales, en aras del buen servicio a la ciudadanía.

En un comunicado emitido ayer, explicaron que durante los primeros meses de la pandemia en 2020, el Gobierno Municipal creó la línea 900, como línea telefónica provisional de atención a la ciudadanía y acceso a los Centros Municipales de Servicios Sociales.

Esta línea, es atendida por una empresa privada gestiona información y, una primera valoración y orientación de las personas que acceden a los Servicios sociales, a pesar de que la ley 5/2009 de los Servicios Sociales de Aragón, establece que es la administración la que debe gestionar directamente dichos servicios. La puerta de entrada a los servicios no puede recaer en manos externas, de empresas privadas o centros de iniciativa social, que es la nueva opción que ha planteado el consejero del área de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza. Y denuncian que Gobierno municipal de PP-Cs - ante el recorte de efectivos que está realizando entre la plantilla de este servicio esencial- opta por la privatización.