"Confío en que haya acuerdo"

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez ha expresado esta mañana en Zaragoza su confianza en que en la mañana de hoy se alcance un acuerdo entre Gobierno y agentes sociales para la prórroga de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTES): “Hay razones políticas más que suficientes para que los agentes sociales continuemos siendo la luz de consenso de nuestro país, dando esperanzas a la salida de a la pandemia”. Por ello, ha hecho un llamamiento a la organización CEOE para que sea "plenamente consciente" del desastre que puede suponer el no llegar a un acuerdo.

El secretario general de UGT ha visitado hoy Zaragoza para participar en el Consejo Regional de UGT Aragón en el Centro de Formación Arsenio Jimeno y trasladar los avances que se están produciendo en la mesa del Diálogo social y  reunirse con delegadas y delegados del sindicato en el sector de residencias de mayores, ayuda a domicilio, teleasistencia y con trabajadoras sociales con quienes ha valorado, entre otros temas, las dificultades de acceso del ingreso mínimo vital.

Pepe Álvarez ha expuesto en una rueda de prensa la posición del sindicato respecto a la prórroga de los ERTES – entre ellas, que no compute en prestaciones por desempleo futuras,  lo que se conoce como “contador a cero”; que se mantenga el 70 por ciento de la percepción del desempleo más allá de los 180 días y el mantenimiento de subsidios para los trabajadores fijos-discontinuos en ERTE cuando finalicen el empleo en sus empresas. Así mismo se ha mostrado a favor, igual que CEOE, a que no se limiten a la tipología de fuerza mayor y que sectores como el comercio y la restauración pueden acogerse a ellos.

Sobre los problemas que está generando la solicitud del Ingreso Mínimo Vital ha sido contundente “si el Gobierno no pasa del discurso a los hechos vamos a tener que movilizarnos” y ha calificado la situación de “caos administrativo de cierta consideración”. Ha señalado que UGT hubiera deseado la aprobación de un decreto unido a la situación de pandemia, y otra ley independinete, de mínimo vital que integrara las políticas sociales del país, teniendo en cuenta los servicios sociales de ayuntamientos y reconociendo el peso de las administraciones autonómicas de forma coordinada y con elementos comunes para todos los ciudadanos del país. En cuanto al problema de colapso y el retraso de los pagos se ha mostrado muy crítico con el Gobierno “No se come con carácter retroactivo. Se tiene que cobrar cuando es necesario”.

En cuando al debate en torno a la reforma de las pensiones, ha declarado que si la Comisión del Pacto de Toledo invita a participar al sindicato, UGT pedirá la retirada de la reforma del Partido Popular de 2013, volver a legislación e 2011 y abordar la remodelación desde la situación económica anterior a la pandemia.

Por último, el secretario general de UGT ha valorado el trabajo realizado durante el sindicato durante los meses de la crisis sanitaria, en la Comunidades autónomas y a los delegados y delegadas en las empresas. Para ello, ha resaltado que UGT “ha resuelto más de 500.000 consultas de personas durante la pandemia, más otras tantas sin registrar en los centros de trabajo. También se han puesto en marcha plataformas que han permitido que más de 20.000 trabajadoras y trabajadores en ERTE hayan presentado su reclamación, y de ellas, 12.000 se hayan resuelto favorablemente. Además al igual, hay una plataforma en la web para que las personas que no tengan respuesta en relación al Ingreso Mínimo Vital (IMV) puedan presentar su declaración para enviarla al Ministerio y que puedan cobrar esta prestación. “Hemos sido un baluarte para la protección social de las personas de este país” ha concluído.