Educación tiene que trabajar ya para un inicio de curso lo más normalizado posible

Las instrucciones para los planes de contingencia actuales son abstractos, indefinidos y no reflejan la realidad de los centros

 

FeSP-UGT ARAGÓN exige al Departamento de Educación del Gobierno de Aragón que aclare y concrete las medidas de actuación ante el inicio del curso escolar. Antes de la incorporación a los centros educativos, la Administración tiene que elaborar un plan de contingencia claro y conciso con apoyo constante a los equipos directivos. Las instrucciones para los planes de contingencia actuales son abstractos, indefinidos y no reflejan la realidad de los centros.

FeSP UGT ARAGÓN entiende que el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón debería tener preparado el inicio del próximo curso. Nos consta que esto no es así porque ni se han hecho las inversiones necesarias, ni se ha negociado con la Comunidad Educativa y se pretende volver a la normalidad de los centros a un coste mínimo. No se trata de celebrar muchas reuniones, sino de apostar por la educación y tener voluntad política de llegar acuerdos.

El sindicato exige que Educación se ponga a trabajar en la concreción de medidas para garantizar un inicio de curso lo más normalizado posible, para ello es imprescindible negociar de forma inmediata tales cuestiones. Además, se requiere una memoria económica para hacer frente a medidas como el incremento de plantillas, reducción de ratios, habilitación de espacios, incremento en la dotación del personal de administración y servicios, … Así como de las medidas higiénicas-sanitarias necesarias como son mantenimiento de distancia de seguridad, geles higiénicos, desinfección de aulas, utilización de espacios comunes etc… que garanticen las condiciones de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias. También sobre el proceder con personal declarado vulnerable.

Además se necesita mayor inversión, plan digital, reforzar las plantillas docentes, personal sanitario en los centros educativos… que es lo que hemos venido reclamando.

Son necesarias medidas concretas y recursos materiales y personales para que el curso escolar 2020-2021 sea lo más seguro y saludable posible, para el bien de toda la comunidad educativa.