El Gobierno debe poner en marcha mesas de negociación para limitar los efectos de la estacionalidad

Según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para el mes de enero el paro registrado sube en Aragón en 2.779 personas y la afiliación a la seguridad social desciende en 5.815 empleos y convierte a este último en el peor dato de enero en Aragón desde 2014, también en términos interanuales en un contexto de desaceleración económica. Pierden empleo las tres provincias aragonesas. En el mes de enero la caída de afiliación se concentra en la construcción y el sector servicios en general, con caídas relativas muy pronunciadas en hostelería y sanidad y servicios sociales, aunque la mayor pérdida, en términos absolutos la aporta el comercio, con una pérdida de más de 1.300 afiliaciones. En términos interanuales destaca el tirón del empleo de la industria agroalimentaria, sobre todo en Huesca, y también en este sector hay que destacar la conversión, en Zaragoza, de empleo autónomo en empleo por cuenta ajena. En cuanto a la calidad de la contratación sique siendo baja: solo el 6% del total de contratos es indefinido a tiempo completo, cifra que en las mujeres es apenas del 4.5%. Por todo ello:

  • Aunque la cantidad de empleo depende en parte de las condiciones económicas generales, el Gobierno debe poner en marcha mesas de negociación que permitan amplios acuerdos en política industrial, digitalización y transición ecológica con el fin de limitar la estacionalidad de nuestro mercado de trabajo.
  • La calidad del empleo depende de la legislación que lo regula y es obvio que la reforma laboral de 2012 solo ha aumentado esa precariedad sin aportar soluciones, por lo que es necesaria su derogación y una nueva regulación en cuanto a contratación y despido.

El paro registrado ha subido en Aragón en el mes de enero en 2.779 personas, lo que supone un aumento relativo del 4.28%. En términos anuales el paro ha bajado en Aragón en 1.424 personas, con una bajada relativa del 2.06%. En España el comportamiento de la cifra ha sido mejor en el mes, con un aumento del paro del 2.85%, pero no en el año, en el que el descenso ha sido menor en el conjunto del país, con una caída de solo el 0.97%.

En octubre el repunte del paro registrado deja en Aragón 67.635 parados, de los que 27.357 son hombres y 40.278 mujeres, con lo que la proporción de mujeres se sitúa en el 60%. En el mes aumenta más el paro femenino (7.60%) que el masculino (5.07%), pero en el año el paro femenino baja más (-3.24%) que el masculino (-2.39)

En el mes de octubre el paro subió en las tres provincias. La cifra más elevada correspondió a Huesca (6.53%), seguida de Teruel (4.43%) y con un aumento menor en Zaragoza (3.90%). En el comportamiento anual, sin embargo, es Huesca la que disminuye más su desempleo, con Zaragoza en segundo lugar y Teruel con una bajada que apenas supera el punto.

Por sectores, el único que logra bajar su desempleo en enero es la agricultura, con un incremento notable en servicios y en el colectivo sin empleo anterior. También en el conjunto del año tiene buen comportamiento la agricultura, pero es el colectivo de parados sin empleo anterior el que tiene un mejor comportamiento relativo.

La afiliación a la seguridad social baja en Aragón en enero en 5.815 empleos, lo que supone una caída relativa del 1.01%, menor en cualquier caso que la española, que es del 1.26%, con 244.044 afiliaciones menos. El dato anual relativo apenas se diferencia en los dos ámbitos, con un crecimiento en Aragón del 1.87% y cuatro centésimas menos en España. Eso supuso un aumento de 10.498 afiliaciones en Aragón y 345.194 en España. Ese crecimiento, tanto mensual como interanual supone el peor dato, En Aragón, desde 2014.

Las tres provincias aragonesas pierden afiliación en enero, pero destaca Teruel con una caída relativa del 1.35%. Si atendemos a los datos anuales, Huesca destaca con un crecimiento del 3.06%, y el crecimiento de Teruel queda muy por debajo, con un 0.72%.

En el mes de enero la caída de afiliación se concentra en la construcción y el sector servicios en general, con caídas relativas muy pronunciadas en hostelería y sanidad y servicios sociales, aunque la mayor pérdida, en términos absolutos la aporta el comercio, con una caída de más de 1.300 afiliaciones.

En el año tiran del empleo la industria, la hostelería, las administraciones públicas y la sanidad y los servicios sociales, y pierde afiliación el comercio, como sector significativo, además del empleo doméstico. En cuanto a la industria, es el sector  agroalimentario el que tira de la afiliación, sobre todo en Huesca, y también en este sector hay que destacar la conversión, en Zaragoza, de empleo autónomo en empleo por cuenta ajena.

Si en Huesca tira del empleo la industria, en Zaragoza son los servicios, incluidos los públicos y en Teruel hubiera habido pérdida de afiliaciones de no ser por el aumento en administraciones públicas y sanidad.

La tendencia manifestada en los últimos meses de desaceleración en la creación de empleo se confirma con un crecimiento interanual del 1.87%, que como se decía más arriba, es el peor desde 2014.

La calidad de la contratación sigue siendo baja, con un total de contratos indefinidos que en Aragón se queda en el 10.40 y en España en el 10.14. Hay que seguir insistiendo en que, además solo el 6% del total de contratos es indefinido a tiempo completo, cifra que en las mujeres es apenas del 4.5%

Por eso, podemos decir que el porcentaje de empleos totales indefinidos a tiempo completo es en España inferior al 50%. A pesar de ello hay que destacar que una parte

importante del crecimiento anual lo ha sido a través de contratos indefinidos a tiempo completo, fruto de las conversiones forzadas por la inspección de trabajo

La tasa de cobertura por prestaciones de cualquier tipo en Aragón era en el mes de septiembre del 65.61%. Sin embargo, son solo 23.219 (el 38.93%) los que cobran una prestación contributiva media de 960 euros.