Es necesario consenso político, medios y responsabilidad para detener la pandemia y generar confianza para la actividad económica

Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de septiembre se han comportado con normalidad en Aragón, con una caída de la afiliación, frente a un comportamiento distinto del conjunto de España. Sin embargo, la tendencia interanual es más positiva en Aragón. Muy distinto ha sido el comportamiento de Huesca, que ha protagonizado una caída muy brusca por la incidencia de la hostelería y la agricultura y Zaragoza, que ha mejorado afiliación en sectores como la industria, las ETT, la educación e incluso la hostelería. El empleo que se crea sigue siendo de muy mala calidad, con un índice de contratación indefinida que apenas alcanza el diez por ciento del total y con solo un 50.96% de los empleos indefinidos a tiempo completo. UGT Aragón advierte además que la tasa de cobertura está cayendo y la prestación media también.

  • Las divisiones políticas en torno al tratamiento de la crisis sanitaria están generando desconfianza y no ayudan a mejorar la situación. Es necesario un consenso político, la aportación de medios y un comportamiento responsable por parte de todos para conseguir contener la expansión del virus y generar confianza para la actividad económica.
  • Hay que empezar a consensuar los proyectos y líneas de trabajo a los que deberán aplicarse los fondos europeos cuando lleguen.
  • La precariedad laboral se ha agudizado con la crisis y es necesario atajarla ya para que, sobre todo los jóvenes, puedan establecer carreras profesionales estables
  • La cobertura a los desempleados se está deteriorando rápidamente. Aparte de la solución a los problemas económicos mediante la figura de los ERTE es preciso que se renegocie el sistema de cobertura al desempleo.

El paro registrado en Aragón asciende en septiembre a 76.710 personas, lo que supone una caída de 213 respecto al mes de agosto; un descenso relativo menor que el de España, que es del -0.69% (26.329 parados menos) frente al -0.28% aragonés. En Aragón hay 31.923 hombres parados por 44.787 mujeres, y que representan son casi el sesenta por ciento del total.

El paro aumenta sobre todo entre menores de veinticinco años y extranjeros. Por sectores el paro sube entre los que buscan su primer empleo y en agricultura, y baja en el resto de los sectores, y por provincias baja en Teruel y Zaragoza y sube de manera notable (5.80%) en Huesca.

Son las diferencias interanuales las que siguen mostrando la dimensión de la crisis.  La diferencia de 13.847 parados respecto a septiembre de 2019 -    supone un

aumento del 22.03%, muy similar al español del 22.62%. Las diferencias en Aragón son notables, pues frente al aumento del 20.27% en Zaragoza, en Huesca el paro se ha incrementado en un 31.05%.

La afiliación a la seguridad social muestra en este mes una gran diferencia entre los datos nacionales y los aragoneses. Mientras en España se han quebrado las tendencias habituales, con un crecimiento de la afiliación de 84.013 (0.45%), en Aragón se han mantenido las tendencias estacionales y la afiliación ha bajado en 4.851 ocupaciones, lo que supone un descenso relativo respecto a agosto del 0.85%.

También aquí las diferencias territoriales son notables, puesto que frente a un descenso de la afiliación del 5.56% en Huesca y del 1.29% en Teruel, Zaragoza suma afiliaciones en una proporción del 0.39%. En Huesca se han perdido 5.740 afiliaciones, en Teruel 717 y en Zaragoza se han ganado 1.606.

Sectorialmente las caídas se explican por la agricultura, sobre todo en Huesca, aunque también en Zaragoza; el comercio, con bajadas en las tres provincias; la hostelería, con caídas en Huesca y Teruel, pero con incremento en Zaragoza, y las administraciones públicas en las tres provincias. La diferencia entre Zaragoza y el resto, aparte del dato de la hostelería, es que aumenta la afiliación en la industria, en las ETT y muy notablemente en Educación.

En términos interanuales el comportamiento de la afiliación es, sin embargo, mejor en Aragón que en el conjunto de España. En España se han perdido 447.062 afiliaciones (2.31%) por 10.783 en Aragón (-1.87%).

Por sectores Aragón pierde afiliación sobre todo en agricultura, comercio, hostelería, servicios auxiliares y los servicios ligados a la cultura, el ocio y personales. Se gana afiliación en administraciones públicas y sanidad y servicios sociales, y la industria y los transportes, a pesar de perder afiliaciones se comportan mejor que la media. También en el interanual Huesca sale perdiendo respecto a Teruel y Zaragoza.

La tendencia en Aragón sigue siendo la de una mejora del dato interanual, que en junio estuvo en una caída del 3.28% y en septiembre se sitúa en el 1.87%. Hay que matizar esa cifra además, puesto que según los registros del régimen general de la seguridad social en septiembre se han destruido 70.731 empleos temporales; se han creado 21.899 de indefinidos a jornada completa y 92.778 de fijos discontinuos, lo que da una idea de la precariedad que se mueve bajo las grandes cifras. De hecho, solo el 50.96% del total de las afiliaciones lo son indefinidas y a tiempo completo.

La cobertura a los parados sigue en descenso. Si excluimos las prestaciones por Covid, la cobertura ha caído del 68 al 59 por ciento, lo que deja a muchos parados sin prestación. En agosto, recibieron alguna prestación casi 59.000 parados, frente a los casi 77.000 parados. La prestación contributiva media sigue descendiendo y se queda en los 780 euros.