Es un momento "crucial" para diálogo social en Aragón y España

Video Principal: 

Las Comisiones Ejecutivas de UGT y CCOO Aragón se han reunido esta mañana en el Centro de Formación Arsenio Jimeno para hacer balance de la situación socioeconómica y del empleo, tras los peores meses de la pandemia y seguir trabajando en propuestas y proyectos en unidad de acción. Ambas organizaciones han valorado la importancia de alcanzar acuerdos en un momento “crucial para diálogo social” en Aragón y España.

Durante la reunión - la primera de ambos sindicatos tras sus respectivos Congresos regionales, en los que renovaron sus direcciones - se han analizado las perspectivas económicas y los retos pendientes en materia de diálogo social en el ámbito nacional y autonómico, aspectos sobre los que han informado en rueda de prensa los secretarios generales de UGT Aragón, Daniel Alastuey y CCOO Aragón, Manolo Pina.

Sobre la recuperación económica y los datos revisados por el Ejecutivo nacional, que sitúan en buena posición a España en 2021 y 2022, Daniel Alastuey ha mostrado cautela ante la existencia de “incertidumbres”, que pueden condicionar su consolidación. Entre ellos ha citado el comportamiento de la propia pandemia y la extensión de la vacunación; la crisis de suministro de semiconductores en la industria y materias primas y, el encarecimiento del transporte; la normativa para continuar salvando empresas y empleos y la gestión los Fondos europeos para relanzar la economía.

En cuanto a la situación de la comunidad autónoma el secretario general de UGT Aragón ha valorado positivamente que se haya recuperado la mitad del empleo destruido durante la pandemia – según la EPA de II trimestre, 12.000 empleos frente a los 24.000 perdidos- y negativamente que el empleo generado sea “precario”. Además ha lamentado que esta recuperación en Aragón se ralentice por los problemas generados por los semiconductores en la industria, sector que nos permitió resistir mejor los primeros embates de la pandemia “Lo que fue una ventaja durante la crisis, ahora es un inconveniente para encabezar la recuperación”.

En cuanto a los próximos retos del diálogo social a nivel nacional ha destacado que se han cumplido “parte” de los objetivos marcados pero “quedan pendientes flecos que van a marcar la actividad sindical de los próximos meses” en referencia a la reforma de las pensiones y la subida del SMI y ha señalado la derogación de las reformas laborales como “lo más difícil” pero que hay que negociar para que lleguen los fondos europeos.  En cuanto a la negociación bipartita con la patronal, ambas organizaciones han expresado su deseo de alcanzar un nuevo acuerdo de negociación colectiva de ámbito nacional-

En Aragón, han apostado por potenciar el diálogo social, profundizar en los programas de empleo con diferentes colectivos, abrirlo a otras parcelas - industria y servicios sociales-. También han apostado por definir un acuerdo de negociación colectiva con las organizaciones empresariales -apoyado por el Gobierno de Aragón- y mejorar aún más el clima de diálogo y las relaciones laborales.