Falta de previsión de la Consejería de Educación tras la vuelta a las aulas

Ante la evolución de la situación sanitaria UGT Servicios Públicos Aragón denuncia que el regreso a las aulas tras la Navidad debería haberse realizado con la recuperación de las medidas COVID del curso 2020/2021, tal y como el sindicato advirtió antes de finalizar las clases en mesas sectoriales y la comisión de seguimiento Covid. Las medidas implantadas durante el pasado curso fueron positivas para contener la pandemia en las aulas -con gran esfuerzo de la comunidad educativa- y en opinión del sindicato se relajaron precipitadamente al comienzo del presente curso escolar.

UGT propone que se retomen las medidas anteriores como la distancia social de 1,5 metros, la reducción de alumnado por aula y el refuerzo de plantillas. Exige que se recuperen y aumenten los refuerzos Covid y se prioricen los desdobles y la mayor contratación de personal, para poder garantizar la presencialidad segura. De hecho, a fecha del 11 de enero, de las vacantes ofertadas de primaria y secundaria, FP y enseñanzas y medias por el Departamento de educación, el 71 % era para cubrir bajas por Covid. Por otro lado, también es necesario que las tutorías, reuniones y claustros se realicen de forma telemática de forma obligatoria y no sea una mera recomendación.

El sindicato apuesta por la presencialidad completa en los centros educativos, pero para esto se requiere una voluntad política y una inversión económica, que unidos a los recortes del pasado -que no han sido revertidos- han acentuado la precariedad y fragilidad de un sistema que debe ser reforzado.

Además, UGT Servicios Públicos advierte sobre otro problema que puede volverse a repetir este invierno; la situación de que muchos docentes y personal de administración y servicios podrían trabajar con bajas temperaturas (por debajo de los 17º) con el fin de mantener la ventilación de las aulas. El año pasado el sindicato lo denunció ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por el incumplimiento del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los centros educativos. Este año se espera que se pongan las medidas adecuadas antes de que esto suceda.

En definitiva, la administración debería haber    previsto mejor la vuelta a las aulas ante la evolución de la situación sanitaria antes de Navidad y sabiendo que se volvería presencialmente a los centros. UGT sigue abierta al diálogo y mantiene la mano tendida en aras a acuerdos que mejoren la situación del servicio público educativo.