FESP UGT Aragón exige que todas las bajas por COVID en residencias sean consideradas accidente laboral

FeSP UGT Aragón advierte que algunas empresas que gestionan residencias en Aragón no están considerando las bajas laborales por contagio del coronavirus como accidente laboral con el fin para ahorrarse costes.

Las residencias de mayores han sido uno de los sectores más castigados por el número de contagios por COVID tanto en residentes como en trabajadoras. En concreto dos tercios de las personas fallecidas en la Comunidad autónoma han sido en residencias.

Es indudable que los contagios se han realizado en los centros de trabajo en el desarrollo de su profesión, atendiendo a las personas mayores en circunstancias muy difíciles; con una importante escasez de EPIS e incluso con medios de protección defectuosos que han tenido que retirarse.

Nos estamos encontrando situaciones en las que, dependiendo de la residencia en la que se ha contagiado la trabajadora, se considera contingencia profesional o no, hecho que tiene incidencia directa en el salario.

Ocurre tanto en centros privados, la residencia Santa Barbara es un ejemplo, como en aquellas que la titularidad es del Gobierno de Aragón, - residencia Elías Martínez gestionada por la empresa ARALIA- .

El sindicato considera que la normativa laboral es bastante aclaratoria. La propia ley general de la seguridad social define el accidente de trabajo el que sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute”.

Se trata de un sector con salarios que ni siquiera llegan a ser mileuristas, en el que UGT  lleva años reivindicando mejoras laborales y a pesar de ello algunas empresas siguen intentando hacer caja a costa de las trabajadoras. FeSP UGT considera que el Gobierno de Aragón no debería permitir que empresas que gestionan residencias ni siquiera consideren las bajas médicas por COVID como accidente laboral.