FSP UGT Aragón denuncia las condiciones de trabajo de la plantilla empleados del transporte sanitario no urgente en plena pandemia

FESP UGT ARAGON ha denunciado ante Inspección de Trabajo y la Dirección General de Salud Pública en Aragón las condiciones en las que se están realizando los traslados de pacientes. La empresa HTG Group con su filial NTSA - actual concesionaria del servicio de Transporte Sanitario No Urgente en Aragón- esta poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y pacientes debido a la reducción de medios que está llevando a cabo tanto materiales como humanos incumpliendo su contrato con el Servicio Aragonés de SALUD.

Estos trabajadores vienen desarrollando los traslados secundarios del transporte sanitario en toda la comunidad autónoma: rehabilitación, diálisis, consultas externas, altas hospitalarias, pruebas programadas, interhospitalarios y demás servicios que no requieren ser efectuados por el 061 Aragón. Estos servicios se realizaban en transporte colectivo y ante la pandemia han sido convertidos en individuales para reducir contagios. Sin embargo, la empresa ha querido agrupar pacientes, solo y con el único fin de ahorrar costes y sin ser comunicado al Comité de Empresa ni a su cliente el SALUD.

Desde que se originó la pandemia el transporte sanitario no urgente ha realizado más de un millar de servicios de pacientes portadores o sospechosos de COVID-19, que requieren mayor tiempo y dedicación, extremando las medidas de seguridad y protección para minimizar el riesgo de contagio en los usuarios y trabajadores.

Además, desde el pasado día 13 de marzo, fecha cuando se decretó el estado de alarma, la empresa ha procedido a no renovar contratos y a reducir medios materiales y humanos que justifica en el descenso del volumen de servicios por la suspensión de tratamientos y pruebas programadas ordinarias.

Sin embargo, el sindicato considera que estos movimientos obedecen única intención de ahorrar costes empresariales. Se ha procedido a modificar turnos, no se han renovado contratos y han sustituido la flota de vehículos que prestaba servicio por otros con más de 700,000 kilómetros de otras provincias donde el Grupo HTG tiene contratos por otros. Estos vehículos están dando graves problemas como múltiples averías que ralentizan los tiempos de trabajo y la falta de aire acondicionado.

Desde esa fecha la empresa tampoco está cumpliendo las horas mínimas de prestación que vienen reflejadas en los pliegos del contrato. Tampoco hay constancia de que el SALUD haya decidido reducir estos medios o no abonar la partida económica correspondiente destinada a este servicio.

Por último, el sindicato también solicitado que se realicen test PCR a la plantilla, ante el desconocimiento de si pueden ser portadores y un foco de transmisión