Garantizar el poder de compra de los salarios para no comprometer el consumo y el crecimiento económico

Los datos de paro registrado y Seguridad Social que hemos conocido hoy revelan que en el mes de abril la creación de empleo se ha estancado en Aragón, aunque se mantiene una tasa de crecimiento interanual superior al tres por ciento. Ese comportamiento en la comunidad puede estar motivado por los sectores predominantes en nuestra economía, que están siendo más afectados por las condiciones impuestas por la guerra en Ucrania. No obstante;

·El paro registrado ha caído, y ha tenido gran influencia la estacionalidad, sobre todo en la provincia de Huesca

·El dato más positivo es el nuevo aumento de la proporción de contratos indefinidos, que ya suponen más del cuarenta por ciento del total. A falta de análisis más detallados sobre el despliegue de la reforma de la contratación, se observa un mayor crecimiento de la contratación indefinida en sectores tradicionalmente precarios y una utilización intensiva de la modalidad de fijo discontinuo, diseñada precisamente para esos sectores.

En cualquier caso, el problema más acuciante para los trabajadores en ese momento es el del alza de los precios y la pérdida de poder adquisitivo, que ya se deja notar en una caída del consumo, lo que podría poner en dificultades el crecimiento. Es necesario garantizar el poder de compra mediante la firma de un acuerdo salarial que incluya cláusulas de garantía.

En el mes de abril de 2022 hay registrados en Aragón 61.310 parados, 993 menos que en el mes de marzo, lo que supone un descenso del 1.59%, mientras que en el conjunto del país ese descenso es del 2.77%, contabilizándose 86.260 parados menos.

En Aragón el paro baja más entre las mujeres que entre los hombres (-1.73% y -1.39% respectivamente), pero sigue habiendo más mujeres paradas y suponen prácticamente el sesenta por ciento del total. El paro desciende más entre los menores de veinticinco años que entre los mayores de esa edad, y prácticamente no hay distinciones en función de la nacionalidad. Por sectores el paro solo aumenta muy ligeramente en la construcción y es el sector servicios el que experimenta un mayor descenso. Y territorialmente es Huesca la única provincia donde aumenta el paro, siendo Teruel donde se nota un descenso más acusado.

En términos anuales, al contrario de lo que ocurre con los del mes, el paro ha descendido más en Aragón que en España con un descenso nacional de 888.125 parados (-22.71%) y regional de 21.855 (-26.28%). También se invierte la tendencia       por lo que se refiere al género, puesto que desciende más el paro masculino (-27.06%) que el femenino (-25.75%). El descenso de los menores de veinticinco años dobla al de los mayores (-46.39% frente a -23.73%) y desciende más entre los extranjeros que entre los españoles. Por sectores, en coherencia con el dato de la edad, es el colectivo sin empleo anterior el que tiene un mejor comportamiento, y por provincias es Teruel la que lidera el descenso del paro seguida por Huesca y, por último, Zaragoza.

En el mes de abril las afiliaciones a la seguridad social en España han aumentado en 18.776, lo que supone un incremento relativo del 0.93%. En Aragón el crecimiento ha sido irrelevante, con 16 afiliaciones más. Han perdido empleo la agricultura, las actividades de ocio, los servicios auxiliares a las empresas (ETT) y la industria manufacturera, y lo ha ganado fundamentalmente la hostelería y, en menor medida, las administraciones públicas y los servicios sanitarios. Es relevante la caída de empleo en Huesca, también en hostelería, ligada al cierre de la actividad de la nieve.

En la comparación anual, Aragón tiene 18.776 afiliaciones a la seguridad social, un 3.31% más que en abril de 2021. España ha incrementado las afiliaciones un 5.06%. Los sectores más dinámicos, como venimos diciendo en los últimos meses, han sido los que más sufrieron durante la pandemia, el ocio y la hostelería, seguidos de la educación, las actividades inmobiliarias y los servicios a las empresas. En negativo, la agricultura y el sector financiero, fundamentalmente. Territorialmente, ha sido Teruel la provincia con mayor crecimiento, seguida de cerca por Huesca y Zaragoza a cierta distancia y creciendo por debajo de la media.

El dato más llamativo de los aportados hoy por el Ministerio de Trabajo es el de la composición de la contratación, que continúa mostrando la aplicación de los acuerdos sobre contratación del diálogo social. Desde el inicio de año se ha ido incrementando la proporción de contratos indefinidos, que en abril alcanza ya el 43.49% del total, frente al diez por ciento que solía ser habitual antes de la reforma. Con un número muy similar de contratos celebrados en abril de 2021 y en abril de 2022 (38.571 y 37.936 respectivamente), el número de contratos indefinidos se ha casi cuadruplicado, pasando de 4.702 (12.19% del total) a 16.497 (43.49% del total). Aunque es pronto para hacer análisis detallados, según los datos nacionales, una parte importante del crecimiento de los contratos indefinidos se debe a los fijos discontinuos, en concreto, el 41%, y los contratos indefinidos se han sextuplicado en la agricultura y cuadruplicado en la construcción, por lo que podría entenderse que esa modalidad, pensada precisamente para acabar con la precariedad en eses sectores, puede estar funcionando bien.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, en marzo de 2022 37.234 parados tenían algún tipo de prestación en Aragón, con una cobertura total del 64.94% y una cobertura contributiva del 34.79%, con una prestación media, contributiva, de 892 euros. Más de veinticinco mil parados aragoneses no tienen ningún tipo de prestación.

Audio paro abril 2022. Daniel Alastuey, secretario general de UGT Aragón