Inspección de trabajo da la razón a UGT en la infracción de Aralia

FeSP UGT Aragón denunció a la empresa que gestiona el servicio de ayuda a domicilio de Huesca por no respetar descansos e incumplimiento del convenio colectivo.

Las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Huesca llevaban varios meses sufriendo continuas modificaciones de calendarios laborales e incumplimiento de los descansos recogidos en la normativa laboral.

UGT presentó una denuncia en la Inspección de Trabajo contra la empresa ARALIA SERVICIOS SOCIO SANITARIOS que gestiona el servicio de ayuda a domicilio tras ser adjudicada en la licitación realizada por el Ayuntamiento.

El sindicato considera un abuso contra las trabajadoras los continuos cambios de turnos incumpliendo los descansos entre jornadas de trabajo que la empresa exige a las trabajadoras. Además de no respetar el descanso mínimo legal entre jornadas la empresa incumple el Convenio Colectivo no abonando el complemento por trabajo en festivo.

Inspección de trabajo ha determinado que estas actuaciones pueden ser constitutivas de infracción grave en materia de relaciones laborales pudiendo conllevar una multa que podría superar los 6.000 euros.

Además requiere a la empresa al abono de forma inmediata de todos los conceptos económicos no pagados por trabajo en festivo.

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos considera que esta resolución de inspección de trabajo vuelve a poner de manifiesto la necesidad de realizar un exhaustivo control sobre las empresas gestoras de los servicios públicos. Es inadmisible que se vulneren derechos y las empresas aumenten su beneficio económico a costa de las espaldas de las trabajadoras.