La Inspección de Trabajo resuelve las trece denuncias del inicio de curso

UGT Aragón insta a la autoridad sanitaria a que vigile y controle el cumplimiento de las medidas anticovid en las empresas gestoras del servicio de comedor escolar denunciadas por el sindicato al inicio del curso escolar. La Inspección de Trabajo ha requerido su cumplimiento a las empresas, sin embargo sus actuaciones están limitadas al ser la autoridad sanitaria, competente en materia de COVID19.

FeSMC Aragón, interpuso el pasado mes de septiembre trece denuncias ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social contra las empresas gestoras del servicio de comedor escolar en colegios públicos de Aragón por incumplimiento en la dotación de los EPIS necesarios para el desarrollo del trabajo de monitora de comedor escolar.

El inicio del curso escolar estuvo marcado por la falta de información en relación a las medidas que se iban adoptar en los comedores escolares. El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón actualizó las evaluaciones de riesgos para proteger al personal del comedor frente al COVID 19 y exigió la utilización de EPIS.

El sindicato tuvo conocimiento de que en estas empresas no se estaba dotando a las trabajadoras de los EPIS específicos conforme a la evaluación de riesgos laborales y en aplicación del procedimiento de actuación de los Servicios de prevención de riesgos laborales frente al SARS-CORV-2, es decir la dotación de mascarillas FFP2 y pantallas faciales. Tampoco se habían establecieron medidas de carácter colectivo (distancia de seguridad, espacios más amplios, limpieza).

Ahora la Inspección de Trabajo ha resuelto la totalidad de estas denuncias, y ha iniciado procedimiento sancionador a parte de ellas y a otras les ha requerido el cumplimiento de las medidas, sin embargo para su apoyo es necesario que la autoridad sanitaria realice las tares de vigilancia y control.