La precariedad laboral empaña los datos de caída del desempleo

Según los datos de paro registrado publicados hoy, mayo ha sido un mes positivo para el empleo, aunque el tirón en Aragón ha sido claramente estacional, con el crecimiento del sector agrícola. Para UGT Aragón, resuelta la prórroga de los ERTES, es necesario ver cómo evoluciona en los meses de verano la economía, dependiente sobre todo de un proceso de vacunación que parece funcionar bien. La llegada de los fondos europeos que ayudarán a la recuperación es inminente, pero para ello hay que habilitar ya las políticas activas de empleo. Tampoco deben demorarse las reformas que tiene que acabar con la precariedad, como la derogación de la reforma laboral. Además, el repunte de la inflación es un factor más que empuja a favor de incrementos salariales y, singularmente de la subida del SMI.

En el mes de mayo de 2021 hay registrados en Aragón 79.979 parados, 4.186 menos que en el mes de abril, lo que supone un descenso del 5.03%. En España también ha descendido el número de parados, pero en menor medida: el 3.31%. 

El paro baja más, en términos relativos, entre los hombres (-6.16%) que entre las mujeres (-4.26%), que suponen prácticamente el sesenta por ciento del total de parados. También baja más entre los menores de veinticinco años que entre los mayores, y entre los extranjeros que entre los nacionales. Por sectores, el mayor descenso se da, con diferencia, en la agricultura, con más de un veinte por ciento de descenso, y todos los demás sectores quedan por debajo de la media. Por territorios, el paro desciende más en Huesca y en Teruel y quedando por debajo de la media en la provincia de Zaragoza.

En términos anuales, el paro en mayo de 2021 es ligeramente superior en Aragón al de mayo de 2020, con 450 parados más, lo que supone un aumento del 0.57%. En España, sin embargo, se ha producido un descenso del 1.98%. En términos anuales el paro por géneros es completamente divergente, por cuanto el paro masculino desciende un 4.26% (1.413 parados menos) mientras que entre las mujeres el paro aumenta (1.863 paradas más. También castiga más a los menores de veinticinco años y a los extranjeros, y por sectores el paro baja en construcción y servicios, pero aumenta en la industria y la agricultura y, sobre todo, en el colectivo de personas que buscan su primer empleo. Por territorios, la provincia más castigada es Huesca, con Teruel también por encima del aumento regional y Zaragoza con un descenso del paro.

Durante el mes de mayo las afiliaciones a la seguridad social se incrementaron en España en 211.923 lo que supone un incremento relativo del 1.11%, menor que el aragonés, que, con 10.626 afiliaciones más tiene un incremento relativo de la afiliación del 1.88%. El incremento ha estado por encima de la media regional en Huesca, y por debajo en Teruel y Zaragoza. Sectorialmente, tres cuartas partes de las nuevas afiliaciones son de la agricultura (7.414, 19.73%) y hay un incremento también por encima de la media en la hostelería (823 afiliaciones, 2.52%). Incrementos importantes, pero por debajo de la media se dan en comercio, construcción industria o actividades auxiliares, y solo se produce caída de la afiliación, de manera significativa en el suministro y depuración de aguas y en el sector financiero.

En términos anuales Aragón recupera 12.686 afiliaciones (2.25%) y supera el número de afiliaciones previo a la pandemia. España aún obtiene un mejor resultado, con un incremento interanual del 3.83%. Es Zaragoza la provincia con mejor recuperación, mientras que Huesca y Teruel están por debajo de la media regional. Sectorialmente, y de manera paradójica, la agricultura es el sector que más afiliaciones pierde respecto al mayo anterior, con caídas también significativas en suministro y saneamiento de agua, la hostelería y los servicios personales. Crecen con fuerza la construcción, el transporte, las administraciones públicas y las actividades profesionales, pero sobre todo se ha recuperado el sector de servicios a las empresas, que incluye las ETT, con casi cinco mil afiliaciones más que el año pasado.

No debemos olvidar, por otra parte, que todavía hay muchas personas afectadas por los ERTE, aunque el número va disminuyendo paulatinamente. Enel mes de mayo en Aragón el número medio de personas afectadas por estos mecanismos ha caído en casi mil, pasando de los 12.303 en abril a los 11.383 en mayo. Si calculamos el resultado de restar a los afiliados a la seguridad social el número de personas en ERTE, en Aragón estamos en el 98.77 total respecto a enero de 2020 (el 84.61 en mayo de 2020), y en España se alcanza el 97.54 (80.22 en mayo de 2020).

El número de contratos celebrados muestra que se va avanzando pero que todavía se está lejos del nivel del año previo a la pandemia. Se han celebrado en mayo de 2021 casi cincuenta mil contratos, que suponen un incremento del 65.12% respecto a 2020, pero quedan muy lejos de los 65.933 de 2019, es decir, el 75%. La precariedad en el empleo, además, continúa, y de nuevo en mayo no se supera en Aragón la barrera del diez por ciento de contratación indefinida (9.12% frente al 10.10 nacional).

En cuanto a las prestaciones por desempleo, en abril de 2021 solo 39.721 parados, si excluimos prestaciones por ERTE, tuvieron algún tipo de prestación, lo que supuso una tasa de cobertura del 52.87%. De ellos, solo 22.084 tuvieron una prestación contributiva, retribuida de media con 855 euros.