Las PCR a usuarios y trabajadoras de residencias no se efectúan al mismo tiempo

FeSP UGT Aragón considera preocupante que se tarde en actuar en la realización de las pruebas para la detección del Covid entre las trabajadoras de residencias. Es necesario actuar con una planificación global, precoz y dejar atrás viejos errores para evitar los contagios.

El sindicato manifiesta que en aquellas residencias que se detecta un usuario positivo Salud pública agiliza las pruebas, sin embargo no ocurre lo mismo con las trabajadoras que pueden estar incluso más de una semana a la espera de una PCR. Se dilata así el tiempo para determinar si la plantilla se encuentra contagiada por Covid o no, y durante ese tiempo siguen acudiendo a sus puestos de trabajo.

Efectuar pruebas PCR semanales al personal de las residencias sería una forma de control efectivo para evitar la situación de debilidad actual frente a la pandemia en el sector.

Esta situación resulta especialmente preocupante ante el elevado número de personas asintomáticas detectadas, razón por la que las pruebas deberían hacerse al mismo tiempo a las trabajadoras y residentes y con la mayor celeridad posible.

El sindicato también exige que se efectúen en todas las residencias de la Comunidad autónoma de Aragón. Muchos centros residenciales quieren hacer PCRs y sin embargo desde Salud pública se lo deniegan por no tener detectados positivos por COVID en el centro.

FesP UGT Aragón considera que debemos adelantarnos a la enfermedad, ir un paso más allá y ejecutar una detección precoz tanto en trabajadoras como en residentes.