Los salarios de la nueva adjudicación del servicio deben crecer un 20 por ciento

UGT ha presentado en el registro del Ayuntamiento de Zaragoza una solicitud dirigida al Concejal de Acción Social y Familia, Ángel Loren en el que pide que se garanticen los incrementos salariales del Convenio Colectivo de Ayuda a domicilio. FeSP UGT Aragón considera necesario que el Ayuntamiento garantice la cobertura de aquellas carencias que surjan en los pliegos. El contrato puede resultar insuficiente en el contexto de su licitación y preocupa al sindicato que no se vayan a respetar las nuevas condiciones laborales pactadas, ni se tengan en cuenta los riesgos laborales derivados de la situación de pandemia.

Tras tres años con los salarios congelados, las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Zaragoza ya no pueden seguir sufriendo las consecuencias de una licitación que se ha alargado durante años.

El convenio colectivo recoge un incremento salarial del 20% y una disminución de la jornada anual de trabajo pasando de 1.800 a 1.755 tras la nueva adjudicación del pliego. Sin embargo, esta situación se ha dilatado durante años y ha llegado un momento que las trabajadoras no pueden aguantar más.

FeSP UGT pide también que se cree un Observatorio “efectivo” del servicio de Ayuda a Domicilio donde se realice un seguimiento del sector en la ciudad y se forme una Comisión por parte del Ayuntamiento donde se controle a las empresas gestoras.

El sindicato señala que los sindicatos más representativos deberían participar tanto en el Observatorio como en la Comisión de seguimiento de las contratas.

Asimismo, propone la creación de unidades especializadas en el servicio que atiendan a personas vulnerables y posibles contagios en SARS-CoV-2, que se asegure tanto la formación como la entrega de EPIS suficientes y se realicen pruebas de detección Covid a las trabajadoras de forma periódica.

FeSP UGT considera necesario que el Ayuntamiento se comprometa a garantizar aquellas carencias que surjan en los pliegos que fueron redactados por el anterior equipo de gobierno –ZEC- y no contemplaban la nueva situación tras la pandemia como EPIS o pruebas de detección Covid, para que las trabajadoras no queden desprotegidas.

Este sector altamente feminizado no puede seguir siendo precario, por ello desde la Federación de Empleados de los Servicios Publicos UGT Aragon instan al concejal del Ayuntamiento de Zaragoza de Acción Social y Familia Ángel Loren, a garantizar el servicio y realizar un seguimiento real y efectivo de las empresas con la creación del Observatorio y de la Comisión de seguimiento.