Los sindicatos valoran la judicialización de los ERTES sin complementos en el sector industrial

Transcurrido un mes de la crisis sanitaria del covid-19 y la presentación de una gran cantidad de ERTES por diferentes causas, desde CCOO y UGT se hace un llamamiento a la corresponsabilidad de las empresas con sus plantillas.

Las organizaciones sindicales CCOO INDUSTRIA Y UGT FICA ARAGON quieren hacer un llamamiento a la corresponsabilidad de las empresas con sus plantillas, para recordar que en tiempos difíciles se ha de llegar a medidas menos lesivas para sus trabajadores y trabajadoras, que son quienes están en una situación de mayor vulnerabilidad.

Por tanto instan a que en la negociación de nuevos ERTES previstos en los sectores industriales, una vez acabado el estado de alarma, se incremente el diálogo en las mesas de negociación, porque de lo contrario, UGT FICA y CCOO INDUSTRIA en Aragón se opondrán judicialmente a todos aquellos ERTES en los que no se haya constatado disposición de tener un proceso de negociación fluido y de buena fe, complementando económica y socialmente los ERTES que se presenten.

El Estado - con las medidas decretadas por el Gobierno-  está haciendo un gran esfuerzo económico, principalmente con las exenciones de cuotas en los casos de fuerza mayor, y por tanto es momento de al igual que lo están haciendo los trabajadores y trabajadoras de los sectores industriales, las empresas alivien las pérdidas económicas de sus plantillas con complementos y con condiciones sociales que permitan repartir la carga entre todos.

CCOO Industria Aragón y UGT FICA Aragón, pusieron en marcha un sistema de negociación express en la   primera oleada de ERTES de fuerza mayor y los de causas organizativas y productivas, que ha tenido una buena acogida por parte de muchas empresas y que ha permitido que en empresas donde no hay representación sindical, los trabajadores y trabajadoras hayan sido compensados en salarios, pagas extras y vacaciones. Por lo tanto instan a las empresas a seguir por ese camino.

Por otro lado, las organizaciones sindicales mayoritarias en el sector industrial entienden que también se deben negociar los protocolos de seguridad y salud, acomodando las distintas normativas que se han dictaminado por parte del Ministerio de Sanidad, a los procesos productivos industriales, de tal manera que se preserve la salud laboral de los trabajadores y trabajadoras y por ende la salud pública.

Estos procesos de negociación de protocolos deben contar con la participación de los delegados y delegadas de prevención, los comités de seguridad y salud en su caso, los servicios de prevención de las Empresas y el visado por parte de organismos sanitarios, como en el caso de Aragón puede ser el ISSLA.