"No es una reivindicación, sino el cumplimiento del propio programa del Gobierno de coalición"

Por tercer mes consecutivo, UGT y CCOO Aragón han vuelto a movilizarse bajo el lema #AhoraSíToca convocando concentraciones en las tres capitales de provincia, dentro de la campaña nacional iniciada por ambos sindicatos para reclamar al Gobierno que ponga en marcha la subida del SMI, la derogación de las reformas laborales y de las pensiones de 2013.

El secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey – que ha participado en la concentración de Zaragoza - ha destacado que no se trata de una reivindicación, sino “el cumplimiento del propio programa del Gobierno de coalición, que pidió el voto haciendo este tipo de promesas y está demorando su resolución” y ha avanzado que continuarán movilizándose porque las tres razones “nos parecen de absoluta justicia”.

De cara a la inmediatez de la celebración del Primero de mayo ha advertido que si no se atiende a estos problemas seguirán insistiendo porque “empezamos a temernos que la presión en el sentido contrario está haciendo mella en el Gobierno” en referencia a la publicación continúa de informaciones sobre las condiciones de Europa para conceder los Fondos de 140.000 millones de euros y que ha señalado que “suponen una presión mediática de aquellos que no quieren perder terreno y nosotros tenemos que contrarrestarla con la movilización”.

El secretario general de UGT Aragón también ha expresado su deseo de que estas tres medidas sean el inicio de una negociación más amplia que prepare “de verdad” a este país a salir de la crisis, en referencia al “reforzamiento de los servicios públicos, implementar una reforma fiscal y sacarnos de la crisis de otra manera contraria a la de 2008”. En este sentido, además ha animando a fijarse en iniciativas como la de Estados Unidos y la implicación de los empresarios en el plan de inversiones que van a poner en marcha; “ya es hora de en este país empiecen a pagar los que más tienen”.

Al igual que en anteriores convocatorias, ante la situación de pandemia y en cumplimiento estricto de las medidas sanitarias las concentraciones han contado con un número cerrado de participantes; 150 en Zaragoza y 30 tanto en Huesca como Teruel.