Sube el empleo, pero es necesario atajar la inflación y negociar subidas salariales razonables

Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de mayo publicados hoy, muestran un marcado carácter estacional, con la agricultura tirando del empleo. Aunque el comportamiento del empleo en Aragón es similar al nacional en mayo, las comparaciones interanuales muestran que en la Comunidad muestran menos dinamismo que en el ámbito nacional. No obstante, ya se ha superado el empleo previo a la pandemia, aunque determinados sectores siguen sufriendo las consecuencias. No obstante:

  • El dato más positivo es el nuevo aumento de la proporción de contratos indefinidos, que ya suponen más del cuarenta por ciento del total. A falta de análisis más detallados sobre el despliegue de la reforma de la contratación, se observa un mayor crecimiento de la contratación indefinida en sectores tradicionalmente precarios, como la construcción y la agricultura y una utilización intensiva de la modalidad de fijo discontinuo, diseñada precisamente para esos sectores.
  • A pesar de las dificultades económicas, el empleo sigue teniendo un comportamiento positivo, pero la inflación sigue siendo un problema que de no atajarse puede generar dificultades posteriores. Solo la negociación de incrementos salariales razonables, y la inclusión de cláusulas de revisión, puede mantener el poder adquisitivo de los salarios, sobre todo los más modestos. Y ello contribuiría también al mantenimiento del consumo, que es en este momento el principal motor de la economía.

En el mes de mayo de 2022 hay registrados en Aragón 58.928, 2.382 menos que en el mes de abril, lo que supone un descenso del 3.89%, mientras que en el conjunto del país ese descenso es del 3.29%, contabilizándose 99.512 parados menos.

En Aragón el paro baja entre los hombres casi el triple que entre las mujeres (-6.36% y -2.22% respectivamente) y ellas siguen constituyendo prácticamente el sesenta por ciento del total de parados. El paro baja casi el doble entre los menores de veinticinco que entre los mayores; baja cinco veces más entre los extranjeros que entre los nacionales y el sector más destacado en el descenso del paro registrado es la agricultura, sector en el que uno de cada cuatro parados del mes de abril ha dejado de serlo. Por provincias el descenso es más destacado en Teruel y Huesca que en Zaragoza.

En términos anuales también el desempleo desciende más en Aragón que en España. Mientras en Aragón el paro ha descendido en 20.051 personas (-25.39%), en España han abandonado el desempleo 858.259 personas (-22.70%). En términos anuales el descenso es muy similar entre hombres y mujeres, aunque un poco más acentuado entre los hombres. Desciende también más entre los menores de veinticinco que entre los mayores, y entre los extranjeros que entre los nacionales. Por sectores, es el colectivo de parados sin empleo anterior el que más desciende, y por territorios, de nuevo Teruel es la provincia con mayor descenso del paro, seguida por Huesca y por último Zaragoza.

En el mes de mayo la afiliación a la seguridad social ha crecido en Aragón en términos muy similares a los nacionales. Las 6.152 nuevas afiliaciones suponen en Aragón un crecimiento del 1.05%, mientras que en España el crecimiento es del 1.07%, con 213.643 afiliaciones más. Casi el ochenta por ciento de este incremento en Aragón se debe a la estacionalidad de las tareas agrícolas (4.751 afiliaciones más), y sectores como las ETT, la hostelería, el comercio, el transporte y la construcción aportan incrementos más modestos. Pierden afiliación la educación, la sanidad y, sobre todo, las actividades de ocio, fundamentalmente en la provincia de Huesca.

En la comparación anual, Aragón se queda en la mitad del crecimiento del conjunto nacional. En España había en mayor 965.502 afiliaciones más que en mayor de 2021, lo que supone un crecimiento del 5.01%, mientras que en Aragón ese crecimiento relativo anual es del 2.48%, con 14.302 nuevas afiliaciones. De nuevo, como venimos apuntando en los últimos meses, los sectores con mayor crecimiento interanual son los que más sufrieron la crisis covid, con la hostelería y el ocio a la cabeza, seguidos por la educación, los servicios a las empresas y la información y comunicaciones. En negativo quedan el sector financiero y, singularmente, el agrícola, con un descenso del diez por ciento sobre la afiliación del mismo mes del año anterior, sobre todo en la provincia de Zaragoza. El sector manufacturero crece con fuerza en Huesca, pero tanto en Teruel como en Zaragoza se mantiene con un crecimiento muy inferior a la media.

Hay que apuntar que con el dato del mes de mayo Aragón supera ya los niveles de afiliación a la seguridad social previos a la pandemia.

Al igual que en los meses anteriores, sobre todo abril, el dato más significativo de los dados a conocer por el servicio de empleo estatal es el de la composición de la contratación. En Aragón, la proporción de contratos indefinidos sobre el total (muy similar a la española) es en mayo del 44.07%, quintuplicando casi el dato de 2021, que fue del 9.12%. Esta composición de la contratación en los últimos meses ha hecho que la proporción de afiliados a la seguridad social con un contrato indefinido a tiempo completo haya pasado del 50.36% en diciembre de 2021 al 52.27% en abril de 2022, con un incremento de casi dos puntos. Si eso lo trasladamos al conjunto de los contratos indefinidos (incluyendo los que lo son a tiempo parcial y los fijos discontinuos), se ha pasado del 63.95% al 69.03%; un 5.08 puntos más; proporción que han perdido en su conjunto los contratos temporales.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, en abril 36.957 parados tenían en Aragón algún tipo de prestación, con una cobertura total del 65.58% y una cobertura contributiva del 35.26%, con una prestación media, contributiva, de 895 euros. Casi veinticinco mil parados aragoneses no tienen ningún tipo de prestación.