UGT Aragón celebra su segundo Comité Regional Ordinario

En la mañana de hoy se ha celebrado el 2 Comité regional UGT Aragón, máximo órgano del sindicato entre Congreso en el Centro de Formación Arsenio Jimeno, en el que se ha aprobado por unanimidad una Resolución, que ha valorado el complejo contexto político, social y económico actual, marcado por un escenario inflacionista y otra resolución presentada por UGT FICA Aragón para mejorar las condiciones laborales de las personas trabajadoras expuestas a situaciones de elevado estrés térmico.

La invasión de Ucrania en febrero, con su alto coste humano y las consecuencias de la pandemia “aparentemente contenida”, que sigue causando muertes, ha tenido repercusiones en los flujos internacionales de comercio, provocando un aumento inusitado de los precios de materias primas y la energía, generando una escalada de inflación, que tienen como última consecuencia una pérdida de poder de compra de los trabajadores y trabajadoras, que no se conocía desde hace décadas. Esta ha sido una de las principales preocupaciones del II Comité Ordinario de UGT Aragón hoy, y cómo la situación internacional se está trasladando a la economía de los trabajadores y trabajadoras y las familias.

Con esta situación, las políticas económicas para recuperar la economía mundial tras la pandemia se ven entredicho y la relajación de las políticas fiscales puede verse comprometida. El Comité ordinario del sindicato ha valorado que estos peligros no tendrían que variar el rumbo de las políticas europeas, en su defensa del sistema social europeo y por el mantenimiento de las políticas puestas en marcha durante la crisis covid para una mayor cohesión social, la reconversión digital y una transición energética para cambio en el modelo productivo.

En cuanto al contexto nacional, para el Comité Regional es necesario que la vida política se centre en la solución de los problemas económicos y sociales, sin otras distracciones y que el Gobierno agote el tiempo de la legislatura para cumplir con los compromisos de su programa. Una parte de ellos han sido sometidos al diálogo social, revirtiendo algunos de los retrocesos sufridos por los trabajadores y las trabajadoras durante los años de la crisis financiera. Se ha logrado darle la vuelta a la agresión sufrida por el sistema de seguridad social durante el mandato del Partido popular, derogando el índice de revalorización de las pensiones y se ha librado al sistema de cargas impropias.

También la legislación laboral se ha sometido a cambios en parte comprometidos con la Unión Europea como hitos en la liberación de los fondos de recuperación. El acuerdo, se han centrado en tres aspectos; consolidar el mecanismo de suspensión temporal de empleo; (mecanismo RED), reforzar la negociación colectiva, recuperando, entre otras cosas, la ultraactividad de los convenios y un cambio en el sistema de contratación con mayor estabilidad de los empleos.

Además ha sido objeto del diálogo social la dignificación salarial que, mediante aumentos del SMI que situarse en el año 2023, en el sesenta por ciento del salario medio, tal como marca la carta social europea.

Ante los compromisos del programa del Gobierno que quedan por cumplir, el Comité Regional apuesta por el mantenimiento del diálogo social para plantear una nueva legislación laboral que regule el trabajo durante las próximas décadas, y donde el sindicato hará valer su reivindicación de cambio de los aspectos de la reforma laboral de 2012 que aún no han sido abordados.

El Comité Regional también defiende una reforma fiscal, con un sistema más progresivo que recupere la recaudación sobre la los beneficios de las empresas y que se centre en la recuperación de los servicios públicos.

En el ámbito regional ha demandado un sistema de financiación autonómica que permita recuperar y garantizar el nivel de los servicios públicos que presta. Apela además a la estabilidad política de la Comunidad autónoma para “una buena administración” de los fondos de recuperación, en las que el sindicato ha participado mediante el diseño y definición de políticas, defendiendo mejoras de la calidad del empleo y de preparación suficiente, sobre todo en competencias digitales. En cuanto al diálogo social invita al Gobierno de Aragón a su “fortalecimiento” y a que contribuya a su “sostenimiento material”.

Respecto a la protección del poder de compra de los salarios y la escalada de precios, el sindicato ha valorado que las medidas aprobadas por el Gobierno no están mostrando demasiada efectividad, por ello ha planteado profundizar en la contención de precios, con medidas progresivas, y de disuasión mediante medidas fiscales especiales que afecten a los sectores que se benefician del alza de precios, sobre todo en la energía. UGT, junto con CCOO, han ofrecido una política de rentas de contención, tanto de salarios como de márgenes empresariales, mediante incrementos salariales moderados complementados por cláusulas de revisión que garanticen a posteriori el poder adquisitivo.

La evolución de los precios demuestra que muchas empresas están repercutiendo el inicial encarecimiento de la energía y las materias primas, en muchos casos de manera injustificada y ante la negativa de la patronal a alcanzar un acuerdo global, el único camino que les queda a los trabajadores es la negociación colectiva sectorial y de empresa y la movilización.  Por ello el Comité de UGT Aragón apoya las movilizaciones convocadas por la dirección confederal y en la solidaridad entre sectores

Resolución UGT FICA Aragón

La Resolución de UGT FICA Aragón aprobada por unanimidad tenía por objeto solicitar la modificación de las ordenanzas sobre ruido a las administraciones locales para que en los meses de junio, julio y agosto puedan adelantar su jornada laboral sectores especialmente vulnerables al estrés térmico, debido a las cada vez más frecuentes olas de calor y al aumento de bajas laborales hasta en un 50 pro ciento y de los fallecidos por golpes de calor en el ámbito laboral.

Resolución del II Comité Ordinario de UGT Aragón

Resolución de UGT FICA Aragón