UGT Aragón urge a trabajar ya en la reconstrucción auspiciada por los fondos europeos

Los datos de la EPA del segundo trimestre de 2020 son malos, aunque esperados. Cae la ocupación, aumenta el paro y los propios datos no aclaran la situación de muchos trabajadores. La crisis la están sufriendo directamente los trabajadores, puesto que, en términos interanuales el número de autónomos aumenta y el de asalariados cae, sobre todo entre los trabajadores temporales. Como era de esperar, los sectores de servicios son los que más sufren la crisis, en otros como la industria o en las ocupaciones profesionales, científicas y técnicas aumenta el empleo en términos interanuales. Aragón, además, sufre una menor caída de la ocupación que el conjunto de España.

Por todo ello, UGT mantiene que:

  • Las medidas tomadas para sostener el empleo durante la crisis sanitaria, los ERTE fundamentalmente, deben mantenerse, sobre todo para los sectores más golpeados por la crisis.
  • Es necesario que se tomen también medidas que estimulen la demanda, con el fin de mejorar la situación de la economía en general.
  • Es preciso trabajar ya, y Aragón debe hacer sus propios planes, en la reconstrucción auspiciada por los fondos europeos aprobados la semana anterior.
  • No debe descuidarse la lucha contra la epidemia, con medios que refuercen los servicios públicos y, sobre todo, con la insistencia de las autoridades en la necesidad de perseverar en comportamientos que impidan los contagios.  

 

La encuesta de población activa del segundo trimestre de 2.020 muestra, como la del anterior trimestre, datos que son parciales y pueden llamar a engaño. En este caso, sin embargo, el propio INE ha aclarado algunas cuestiones, tanto a través de sus preguntas como de la interpretación de los propios datos.

La mejor manera, por otra parte, de mostrar la evolución del empleo con esta encuesta es referirse al dato interanual, puesto que la distorsión que la situación produce resta valor al dato trimestral.

La actividad ha caído tanto en España como en Aragón. En el caso nacional más que en el regional. En España hay un millón menos de activos (-4.60%) y en Aragón 14.600 activos menos (-2.24%). También contrasta el comportamiento de la actividad por sexo, puesto que mientras en el conjunto nacional baja más la actividad femenina, en Aragón lo hace la masculina.

La ocupación pierde en España 1.197.700 puestos de trabajo, lo que supone una caída porcentual del -6.05%. En Aragón la caída es de 24.600 personas, lo que supone un descenso relativo menor, el -4.19%. En Aragón la mayor caída porcentual se da en Zaragoza, seguida de Huesca y Teruel, y por sexos, la caída de la ocupación es mayor en los hombres.

Por sectores económicos, como era de esperar, la ocupación ha caído en los servicios, sobre todo en comercio y hostelería (-9.700), administración pública, educación y sanidad (-9.500) y servicios personales (-7.20). En el otro plato de la balanza los sectores que han crecido han sido las actividades profesionales, científicas y técnicas (8.300) y la industria (7.500), lo que puede ser uno de los pocos aspectos positivos que nos trae la encuesta de este trimestre.

La caída de la ocupación es más llamativa por cuanto desde el año 2014. Se habían producido crecimientos interanuales del orden de los diez mil empleos, por lo que la caída de este trimestre, en términos interanuales, hay que añadir el crecimiento que no se ha producido para darse cuenta de la magnitud de la crisis. Crisis que, por otra parte, están sufriendo los asalariados: mientras en términos interanuales los trabajadores por cuenta propia han aumentado en 5.900, los asalariados han bajado en 30.500, desglosados estos en 4.900 del sector público y 25.600 del sector privado. Por otra parte, y atendiendo al tipo de contratación, 9.000 empleos asalariados perdidos han sido de contratos indefinidos y 21.500 de contratos temporales.

El paro no ha crecido en los términos que podían esperarse por la caída del empleo: en España 137.400 parados más (4.25%) y en Aragón 9.900 más (15.2%), lo que sitúa el paro en la comunidad autónoma en 75.000 personas, con una tasa de paro del 11.78% frente a la nacional, del 15.33%. El paro de larga duración ha disminuido por la afluencia de parados recientes, pero sigue estando por encima de las veinte mil personas.

La explicación del INE a la falta de correspondencia entre la caída del empleo y la subida del paro se debe a que muchos trabajadores que han perdido su empleo han engrosado las cifras de los inactivos, que en España se incrementan en casi millón y medio de personas (8.72%) y en Aragón en 23.700 (5.27%). Sin duda en los próximos meses estas situaciones empezaran a aclararse.

El INE ofrece además datos, nacionales, acerca de las horas trabajadas para aclarar el número de personas en ERTE, y llega a la conclusión de que en el trimestre el 36% de los activos no han trabajado, ya sea por estar en paro o por permanecer en alguna situación de suspensión o reducción de jornada