UGT reclama la extensión de los ERTE durante la desescalada

Los datos proporcionados hoy por la Encuesta de Población Activa son poco fiables y no permiten por tanto llegar a conclusiones. La propia información del Gobierno habla de un descenso de afiliación a la seguridad social de 23.000 personas en Aragón, y aunque esa caída se haya atenuado en abril, probablemente se haya superado un descenso de 30.000 afiliaciones, dato que conoceremos con certeza el próximo 5 de mayo. A esa caída de la ocupación, hay que añadir a los trabajadores afectados por expedientes de regulación- que según las proyecciones actuales se podrían cuantificar en Aragón en torno a los 160.000-. Manejando ambos, se puede concluir que un tercio de la fuerza laboral aragonesas en inactividad, ya sea por desempleo o por suspensión temporal de la actividad.

Para ello, UGT propone

  •  La prolongación de la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo a las empresas que no puedan reanudar su actividad, de modo que no se deteriore el tejido productivo y se pueda recuperar, una vez superada la peor fase de la crisis sanitaria, la mayor cantidad posible de empleo.
  •  El aumento del desempleo obliga también a reforzar las prestaciones, sean contributivas o no, y a establecer un ingreso mínimo vital que asegure lo más básico a las personas, mientras se regula un sistema permanente mediante una ley de renta mínima garantizada.
  •  La reactivación de las políticas activas de empleo con el fin de garantizar la empleabilidad futura de aquellos que ahora caigan en el desempleo.

El propio Instituto Nacional de Estadística alerta sobre las circunstancias extraordinarias que han concurrido en la elaboración de la EPA del primer trimestre de 2020, al coincidir dos de las trece semanas del trimestre (las dos últimas) con el periodo del estado de alarma y, por tanto, con el confinamiento y la consiguiente parálisis económica. La encuesta no refleja, pues, la realidad de lo ocurrido en las últimas semanas con el mercado de trabajo y difiere de los datos facilitados por el propio Gobierno de afiliación a la seguridad social.

La EPA refleja un descenso de los activos tanto en España como en Aragón, con 4.900 activos menos en nuestra Comunidad Autónoma, donde la tasa de actividad se sitúa en un 58.72%, manteniéndose más alta la de los hombres (63.90%), que la de las mujeres (53.73%), aunque la diferencia se va cerrando paulatinamente. En el trimestre, los activos han caído en 6.000, mientras las activas femeninas han aumentado.

La ocupación en el conjunto nacional ha caído en 285.700, mientras en Aragón lo ha hecho en 9.100 personas, de las cuales 8.900 son hombres y 200 mujeres. La caída de la ocupación en Aragón se ha dado en el sector servicios y la agricultura, mientras ha habido un repunte de la industria manufacturera.

Por ocupaciones, son los trabajadores administrativos, los de la agricultura y los de los servicios ligados a la hostelería y servicios en general los que han perdido más empleo, mientras que los trabajadores de la industria lo han ganado. En cuanto a la situación de los ocupados, se han perdido 11.500 empleos de asalariados del sector privado, y solo aumentan los asalariados del sector público, que aumentan en 3.300. El empleo perdido en el sector privado ha sido básicamente de trabajadores temporales.

El paro, según los datos de la EPA, ha aumentado en Aragón en 4.100 personas, alcanzando un total de 69.300, de los cuales 33.700 son hombres (aumento de 2.900) y 35.600 mujeres (aumento de 1.200). La tasa de paro se coloca en el 10.64 global, con un 9.69% para los hombres y un 11.73 para las mujeres.

En cuanto al paro de larga duración, se sitúa en un 41% del total, con un 36.8% para los hombres y un 45.2% para las mujeres.