UGT reclama medidas que permiten hablar de recuperación de empleo

Los datos del paro registrado y de afiliación a la seguridad social del mes de junio constatan que los datos de este mes no permiten hablar de recuperación de empleo en términos interanuales, por lo que los efectos del primer impacto de la crisis no se han recobrado. De hecho, junio, con un descenso interanual del 3.28% se ha comportado peor que abril y mayo, con descensos interanuales del 3.05% y el 3.17% respectivamente. En este sentido, UGT advierte sobre la necesidad de implementar diferentes medidas:

  •  Los expedientes de regulación han permitido mantener rentas y empleo durante estos meses, y será seguramente necesario prolongar su efecto más allá del treinta de septiembre, dada la debilidad de algunos sectores como la hostelería, o las actividades de servicios.
  •  La economía por sí sola no está recuperando el empleo. Son necesarias medidas de estímulo de la demanda en muchos sectores, para que sea el consumo el que vuelva a ser motor económico.
  •  Es necesario además que se invierta en la mejora del sistema productivo, pensando sobre todo en la reindustrialización, la transición hacia una energía más limpia y la digitalización.
  •  Es preciso tomar medidas para la recualificación y recolocación en otros sectores de los trabajadores y trabajadoras que queden en desempleo y probablemente no vuelva a sus sectores de origen. Las políticas activas de empleo van a ser fundamentales en los próximos meses.

El paro registrado en Aragón asciende en junio a 76.460 personas, lo que supone una bajada de 2.069 parados (-2.63%) respecto al mes anterior, hecho que contrasta con el aumento que se ha producido en España, del 0.13% (5.107 personas). El paro baja más entre los hombres que entre las mujeres, también lo hace en las tres provincias, especialmente en Zaragoza, y en todos los sectores salvo en agricultura y en el colectivo sin empleo anterior. No obstante, hay que recordar que el paro registrado ha aumentado en 16.952 personas en términos interanuales.

La afiliación a la seguridad social aumenta tanto en España como en Aragón, aunque en la comunidad autónoma lo hace con más fuerza (1.07%) que en España (0.37%). Las 6.030 nuevas afiliaciones se concentran sobre todo en la agricultura, el comercio, la construcción y el sector de las ETT. Baja la afiliación sobre todo en educación y en los servicios de actividades culturales y recreativas. Territorialmente es Huesca la provincia con un aumento relativo mayor, seguida  de Teruel, quedando Zaragoza en el último lugar.

 También en los datos de la seguridad social el análisis cambia si hablamos de variaciones interanuales. En España se han perdido desde junio del año pasado casi novecientas mil afiliaciones, y en Aragón 19.323, con porcentajes de variación del -4.58% y el -3.28% respectivamente. Esa caída de la afiliación se concentra en Aragón sobre todo en la hostelería, las ETT, la construcción, la educación y los servicios personales. Solo en el sector de sanidad crecen las afiliaciones

El dato del descenso interanual es el peor de los tres meses transcurridos desde el inicio de la crisis, ya que a la pérdida de empleo se suma la falta del empleo estacional que suele elevar a máximos anuales la afiliación en los meses de junio y julio.

La calidad del empleo sigue siendo mala, con un nivel de contratación indefinida que en el caso de Aragón se queda en el 9.17% y en el de España en el 9.86%. En el mes se han destruido casi veinticinco mil empleos indefinidos y se han creado ciento veinte mil temporales. En términos anuales, sin embargo, el saldo de ochocientas mil afiliaciones menos al régimen general de la seguridad social se debe a la destrucción de empleo temporal de los primeros momentos de la crisis.

Las prestaciones contributivas del servicio de empleo han aumentado en ochenta mil del mes de febrero al de mayo. Teniendo en cuenta que el aumento de parados en ese periodo fue de diez mil, hemos de concluir que setenta mil aragoneses han cobrado dicha prestación en mayo por estar incluidos en un expediente de regulación, lo que distorsiona las cifras de tasa de cobertura. En mayo, 121.357 en Aragón cobraron algún tipo de prestación.