Urge la reforma del sistema laboral y optar a los fondos de recuperación europeos

Zaragoza, 2 de julio de 2021. Según los datos de paro registrado y Seguridad social publicados hoy, junio ha sido un mes positivo para el empleo, con un alto componente estacional, tanto por los sectores donde se ha incrementado la afiliación como en aquellos que ha disminuido. Sin embargo, todavía se está por debajo del nivel de empleo de junio de 2019, incluso sin tener en cuenta las personas trabajadoras en ERTE.

  • El trabajo que se genera es sumamente precario, por lo que urge cerrar la negociación de la reforma del sistema laboral para poder cumplir con los compromisos europeos, de los que depende la libranza de los fondos de recuperación.
  • Al margen de la creación de empleo, la inflación se mantiene alta. Es necesario que la subida de precios se traslade a los salarios, sobre todo la revisión del salario mínimo interprofesional, una vez finalizado el estudio realizado por un grupo de expertos.
  • En septiembre es necesario arrancar con un replanteamiento de las políticas activas de empleo para adaptar nuestra fuerza laboral a las expectativas generadas por la llegada de los fondos europeos.

En el mes de junio de 2021 hay registrados en Aragón 75.578 parados, 3.401  menos que en el mes de mayo, lo que supone un descenso del 4.31%. En España el paro registrado ha descendido una décima más que en Aragón.  

El paro baja más, en términos relativos, entre los hombres (-5.28%) que entre las mujeres (-3.65%), que suponen más del sesenta por ciento del total de parados. También baja más entre los menores de veinticinco años que entre los mayores, y entre los extranjeros que entre los nacionales. Por sectores, el mayor descenso  se da en la industria, seguida por los servicios en términos porcentuales. En el resto  de sectores, incluido el de aquellos que buscan su primer empleo, el desempleo  desciende por debajo de la media. La provincia donde más baja el paro es Teruel, con Huesca bajando por encima de la media y Zaragoza por debajo.

 En términos anuales, el paro en junio 2021 es inferior al de junio de 2020, con  882 parados menos (-1.15%) En España el descenso es mucho más acusado, con una bajada del 6.43%. El descenso del paro masculino en Aragón, en términos anuales es más del doble que el de las mujeres (-5.72% masculino frente al -   2.12% femenino). Entre los menores de veinticinco años aumenta mientras  disminuye en el resto de edades, y el paro de los españoles baja mientras  aumenta el de otras nacionalidades. Por sectores, el paro desciende salvo en la agricultura y, sobre todo entre aquellos que buscan su primer empleo, que ven  un ascenso del paro registrado del 27.97%. Por provincias, el paro solo aumenta  en la de Huesca.

Durante el mes de junio las afiliaciones aumentaron en España en 233.056(1.21%) mientras en Aragón el crecimiento ha sido mayor, del 1.87%, con 10.793 afiliaciones más. El sector que más ha tirado del empleo ha sido la agricultura, con casi cinco mil afiliaciones, y se producen incrementos importantes en el comercio, la hostelería y las actividades auxiliares (fundamentalmente ETT). Por el contrario, se produce un descenso en los servicios financieros y, estacionalmente, en la educación y las actividades recreativas y culturales.

En términos anuales Aragón recupera 17.448 afiliaciones, lo que supone un incremento anual del 3.06%, por debajo del nacional, que es del 4.70%. Los sectores que más tiran de la afiliación son las actividades auxiliares (fundamentalmente ETT), con cuatro mil quinientas afiliaciones, las administraciones públicas, con dos mil ochocientas, y otras como la construcción, los transportes, las actividades profesionales o la educación, todos ellos por encima de la media. En el lado del descenso, lo más notable es la caída de las actividades financieras, y hay sectores, como el de la industria manufacturera que, sin sufrir un descenso, se mantienen en niveles de crecimiento mediocres.

No hay que olvidar, sin embargo, que no se ha podido todavía digerir completamente el volumen de trabajadores que han pasado por los ERTE y que, en comparación con el mismo mes de 2019, el volumen de empleo es todavía inferior, con caídas importantes en sectores como la hostelería (-12.6%), que no han sido compensados por el crecimiento que se ha producido en las administraciones públicas.

La contratación sigue perpetuando la precariedad. En el mes de junio se han producido en Aragón un total de 61.218, volumen solo ligeramente inferior al de junio de 2019 (63.014). Sin embargo, solo el 7.83% del total son contratos indefinidos, proporción que en España es algo mayor, 9.61%, pero sin alcanzar la línea del diez por ciento. Con estas cifras se entiende que, en Aragón, si excluimos a los funcionarios, solo el 49% de los trabajadores tenga un contrato indefinido a tiempo completo (incluyendo a los funcionarios la cifra se elevaría al 55%). Esto es especialmente grave entre las mujeres con solo un 38.23% de empleo de calidad (el 46% si incluimos a las funcionarias).

En cuanto a las prestaciones por desempleo, en mayo de 2021 solo 39.419 parados, si excluimos prestaciones por ERTE, tuvieron algún tipo de prestación, lo que supuso una tasa de cobertura del 54.06%. De ellos, solo 20.907 tuvieron una prestación contributiva, retribuida de media con 860 euros.